Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cursos de inglés de la ONCE vuelven con fuerza

Jóvenes con discapacidad visual de toda España disfrutan en Pontevedra de 15 días de varias actividades y nuevas amistades

Los alumnos compartieron su experiencia con las autoridades. Rafa Vázquez

La llegada del verano siempre supone una ocasión especial para los sesenta jóvenes que participan en los cursos de inglés que la ONCE imparte en su Centro de Recursos Educativos (CRE) situado en Pontevedra. Se trata de una oportunidad para que chicos y chicas con discapacidad visual de toda España disfruten de dos semanas de confraternización, aprendizaje de idiomas y actividades de ocio en las instalaciones pontevedresas. Un evento que se celebra en el CRE desde 1999 y que solo se vio interrumpido en 2020, con una edición telemática a causa de la situación sanitaria por la pandemia.

Abraldes, director del CRE, con Arturo Parrado. | // R.V.

Los sesenta alumnos y alumnas que participan durante todo el verano en este programa gratuito se reparten en tres turnos, con el último de ellos todavía en curso, en las dos primeras semanas del mes.

Han sido ellos los que hoy han formado parte de la visita oficial del director xeral de Inclusión de la Xunta de Galicia, Arturo Parrado, que les deseó una feliz estancia en la ciudad e hizo un repaso de las nuevas actualizaciones en las instalaciones del CRE, acompañado por el director del centro, José Ángel Abraldes.

En este caso, su procedencia está repartida por todo el país, pero también hay compañeros con discapacidad visual que se han desplazado hasta Pontevedra desde Portugal o distintos lugares de Italia.

Veinte chicos y chicas disfrutan durante las primeras dos semanas de agosto del campamento de idiomas de la ONCE. | // RAFA VÁZQUEZ

En total, participan en clases de inglés durante seis horas diarias, complementadas con una amplia variedad de actividades lúdicas y culturales en lengua inglesa.

“La experiencia es muy buena y, al final, es como un hogar para ellos. Porque fuera hay veces que a lo mejor no encuentran su sitio y aquí es como se sienten en un espacio seguro. Se sienten incluidos, se sienten iguales, comparten algo que es muy bonito de ver y de experimentar”, afirmó la monitora Laura Rodríguez, que participa por primera vez en estos campamentos.

Surf y buen ambiente

Tanto los monitores como los propios participantes en las actividades de inglés del Centro de Recursos Educativos de Pontevedra no dudaban en destacar la actividad de surf, en la playa de A Lanzada, como la más divertida y especial del campamento de idiomas.

“Los monitores de surf llevan muchos años trabajando con nosotros y ya saben cómo ayudarnos. Eso mola muchísimo”, comentó Lucía, que lleva ya varias ediciones acudiendo a Pontevedra.

Los estudiantes también hacían referencia a las amistades que se iban generando año tras año y la expectación en los meses previos por llegar al campamento en Pontevedra y reencontrarse con sus amigos de otras ediciones.

“El campamento es un paraíso. Incluso aunque no conociéramos a nadie, en estos días acabamos siendo como hermanos, como una familia”, afirmó esta campista, que reconoce que disfruta mucho también de las clases de inglés, donde aprenden vocabulario y conversación, entre otros elementos del idioma.

Una labor de inmersión lingüística que es bidireccional, ya que los alumnos internacionales que participan practican su español y enseñan su idioma, además de seguir trabajando en el inglés con el resto de sus compañeros.

“Me gusta mucho aprender inglés pero también español. He conocido mucha gente y aquí puedo practicar el idioma sin vergüenza”, reconoció una de las estudiantes italianas, que reside cerca del Lago Como.

Tanto Lucía como el resto de campistas están de acuerdo en una cosa por encima de todo, en animar a los jóvenes con discapacidad visual a participar en estos campamentos de verano y unirse así a su pandilla de vacaciones, aprendiendo inglés en Pontevedra y haciendo nuevos amigos en el proceso.

“Todos los que no sepan si venir o no, pues venís un año, lo probáis y si queréis, repetís, porque vais a acabar repitiendo, que eso siempre pasa”, explicó.

Parrado: “Venir aquí es siempre un gran recuerdo”

El director xeral de Inclusión de la Xunta de Galicia, Arturo Parrado, participó ayer en una visita oficial al Centro de Recursos Educativos (CRE) de la ONCE en Pontevedra, acompañado por el director de la institución, José Ángel Abraldes, y la veintena de participantes en los cursos de inglés de verano que alberga el centro educativo. En la recepción, el dirigente autonómico compartió impresiones con los jóvenes del campamento, a los que agradeció la compañía durante la visita.

“Es un placer estar aquí en representación de la Xunta, pero es una satisfacción estar aquí como compañero vuestro. Venir aquí es venir a mi casa y siempre es un gran recuerdo”, explicó, al mismo tiempo que trasladó a los participantes el “saludo afectuoso” de la conselleira de Política Social, Fabiola García, que no pudo acudir por problemas de agenda.

El titular de Inclusión aprovechó la ocasión para agradecer a la ONCE desde la Administración autonómica el compromiso existente a la hora de mantener “la labor de atención a las personas ciegas y discapacitados visuales”.

Compartir el artículo

stats