Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi 14 millones para la total remodelación del puerto y la fachada litoral de Portonovo

Recreación de la nueva imagen prevista para el puerto de Portonovo Coag

El estudio Redondo Valladares y Rodríguez SLP, ganador del concurso de ideas convocado por Portos y el Concello de Sanxenxo, trabaja ya en el proyecto definitivo para remodelar, por 13.686.579 euros la totalidad de la zona portuaria y la fachada litoral de Portonovo, una actuación que incluye el desvío del tráfico en la calle Rafael Picó, la creación de nuevas plazas y espacios peatonales, derribar el edificio de servicios situado ante la lonja y el traslado de la nave de rederas, entre otras medidas, además de un parking subterráneo de 300 plazas.

El proyecto reserva 15.533 metros cuadrados para espacios peatonales y zonas verdes con arbolado de distintos tipo y mobiliario urbano. Se trata de una gran Plaza Central, fruto de la rectificación del vial que se alejará de las fachadas en Rafael Picó, con zona arbolada y un posible espacio de juegos infantiles; y la denominada “Praza do Porto”, próxima a la lonja, como punto de reunión de gente relacionada con el mar. Se creará un espacio cubierto y un local para la asociación Amigos da Dorna.

Habrá una tercera plaza arbolada, más pequeña, en Boca do Río que permitirá ampliar el área con prioridad peatonal hacia la rúa Espiñeiro, como prolongación del parque del mismo nombre.

Asimismo, se creará un talud ajardinado que minimice el impacto visual y mejore la conexión entre Rúa da Mariña y la nueva Plaza Central o el paseo perimetral propuesto sobre el dique que culmina con un mirado sobre el mar.

Para la actividad pesquera y usos portuarios el proyecto reserva 21.946 metros cuadrados. Se propone la demolición del edificio de departamentos situado en la Avenida de Pontevedra para reubicar su actividad en un nuevo edificio adosado al espaldón del dique de abrigo. La fábrica de hielo actual se reformará para dejar un amplio espacio de paso entre ésta y la nave de rederas que se ubicará también pegada al espaldón.

En cuanto a las actividades náuticas, el proyecto mantiene su ubicación actual, y la creación de un pequeño edificio mirador con gradas para acoger la parte administrativa de la escuela de vela y como solución al actual problema de movimiento de arena hacia el paseo. La sede de piragüismo se ampliará en este entorno. El arbolado, el mobiliario y la iluminación enfatizarán la integración de los espacios y, a la vez, ayudarán a delimitar las áreas de uso portuario, lúdico y deportivo

Una clave de este concurso es el aparcamiento subterráneo con 300 plazas disponibles en una sola planta. Al respecto, el estudio que ganó el concurso detalla que este parking “posibilita el implementar de una forma eficaz una plataforma única, de manera que el tránsito en la nueva fachada de Portonovo sea preferentemente peatonal con un tráfico calmado 20 km/h. El vial se delimitará con arbolado, elementos y mobiliario urbanos, además de una rigola de granito que recogerá las aguas pluviales de los distintos espacios a lo largo de todo el ámbito de proyecto. El parking se desarrollará bajo rasante en una sola planta, ocupará el espacio más próximo a las fachadas en la zona central y contará con una entrada y salida de vehículos independientes entorno al vial. Tendrá cuatro salidas peatonales y contará con zona de aseos y zona de control”.

Poio y Vilaboa piden terrenos sin uso portuario

Portos de Galicia trabaja desde hace unos meses en la posible desafectación de los terrenos que carecen de actividad portuaria, pero que siguen siendo gestionados por el ente, tal y como acordó con la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp). De entrada, ha encargado un estudio que concrete sobre el mapa cuales van a ser las zonas que se van a tramitar y definirlas en detalle. La desafectación no va a ser una tramitación rápida, sino que se va a alargar durante bastante tiempo, sobre todo por el hecho de que será Costas la que dé la última palabra. No en vano, la posibilidad de una cesión directa de Portos a los ayuntamientos no existe, por lo que la única opción es tramitar la reversión al Estado.

Una veintena de concellos gallegos ya han remitido a Portos cuales son sus reclamaciones, muchas de ellas, históricas, ya que se trata de puntos neurálgicos de su malla urbana en los que se organizan todo tipo de actividades por las que tienen que abonar un canon al ente dependiente de la Xunta, pese a que no tienen ningún tipo de vínculo con la actividad portuaria. Pero entre ellos solo figuran dos municipios de la comarca: Vilaboa, en Santa Cristina de Cobres, y Poio, que reclama desde hace años la cesión de los 11.000 metros cuadrados de la explanada da Chousa, el centro neurálgico de Combarro.

Otra de las cuestiones que destacan desde los concellos es que el ente cobra a los establecimientos comerciales asentados en esos espacios las tasas, cuando los servicios como la recogida de basura los presta la administración municipal, por eso entienden que se debe revertir esa situación. Ni Pontevedra, ni Sanxenxo ni Marín figuran inicialmente en el listado de solicitantes, aunque sí aparece Bueu, que reclama la desafectación de más de 30.000 metros cuadrados del frente de la Avenida Montero Ríos, entre Pescadoira y Banda do Río.

En O Grove, la documentación presentada por el Concello reclama la reversión de gran parte de la plaza de O Corgo, un espacio enorme en su fachada litoral en la que se encuentran servicios como la pista de skate o una amplia zona de estacionamiento, y sobre todo, un bien número de terrazas y establecimientos hosteleros que abonan tasas a Portos.

Compartir el artículo

stats