La Xunta ha concluido la estabilización de taludes, de hasta 18 metros de altura, en el hospital Gran Montecelo, lo que permite construir el muro perimetral de contención. De esta manera, como explica la Xunta, la nueva infraestructura hospitalaria supera otra fase de “alta tecnificación”. Para darle continuidad a la parte final de la cimentación, ha sido necesario ejecutar la estabilización de taludes mediante una técnica de contención y refuerzo del terreno que emplea perforaciones, armadura electrosoldada y proyección de hormigón.