Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 20 enterramientos permitirán conocer las formas de vida en Santa Clara

Los restos óseos se encuentran en un buen estado de conservación | Posibilitarán realizar análisis para detallar enfermedades, alimentación etc / Asoman nuevas construcciones

Las autoridades observan algunos de los restos óseos mejor conservados. GUSTAVO SANTOS

El convento de Santa Clara es para los especialistas una cápsula en el tiempo, que permitirá conocer cómo evolucionó la vida en el interior del cenobio a lo largo de 750 años, así como saber más sobre el día a día de sus ocupantes.

La presidenta de la Diputación, Carmela Silva, el vicepresidente, César Mosquera, y el director del Museo, Xosé Manuel Rey, visitaron ayer los extensos trabajos arqueológicos que lleva a cabo un equipo multidisciplinar y que han permitido hasta el momento localizar un total de 26 tumbas.

Excavaciones en el claustro. | // GUSTAVO SANTOS

“Sorprendentemente los restos orgánicos están bastante bien conservados”, se felicitó el director del Museo. “Tenemos la esperanza de poder identificar patologías, procedencias, dietas” y otra información relevante sobre las formas de vida en distintas épocas de la historia del convento.

En los jardines aparecen estructuras semejantes a fosas cuyas funciones se desconocen por el momento. Estos hallazgos brindan “alguna lógica que permite introducir orden en este caos inicial con el que afrontamos los primeros trabajos”

decoration

Los responsables provinciales tuvieron ocasión de contemplar, por ejemplo, el cráneo localizado en mejores condiciones.

En los jardines aparecen elementos constructivos semejantes a fosas cuya función por el momento se desconoce. GUSTAVO SANTOS

En paralelo, también hay avances desde el punto de vista constructivo. En la zona de los jardines aparecen estructuras semejantes a fosas cuyas funciones se desconocen por el momento. Estos hallazgos brindan “alguna lógica que permite introducir cierto orden en este caos inicial con el que afrontamos los primeros trabajos”, señaló Xosé Manuel Rey. Éste no oculta su esperanza de que en los meses de trabajo de campo que restan “podamos completar y dar respuesta a las muchas dudas sobre la transformación del convento en estos 750 años”.

“Sorprendida y maravillada” de pisar un espacio con tanta historia se declaró la presidenta provincial, que recordó las más de 2.000 piezas localizadas hasta el momento en el cenobio “procedentes de toda Europa y de fuera” del continente.

Silva recordó que las investigaciones se iniciaron para evaluar la posibilidad de que el convento sea la nueva sede del Museo “y aunque no se destine a ese fin, merece la pena la inversión para estudiar e intentar saber todo lo que sucedió aquí”, señaló

decoration

Especialmente, incidió en que la localización de las tumbas permitirá conocer “información sobre las formas de vida”.

Carmela Silva recordó que las investigaciones se iniciaron para evaluar la posibilidad de que el convento sea la nueva sede del Museo “y aunque no se destine a ese fin”, explicó, “merece la pena la inversión para estudiar e intentar saber todo lo que sucedió aquí”.

El muro de cierre no es original ni tampoco la puerta de acceso


Más de una veintena de especialistas en historia, arqueología etc trabajan a diario para desvelar los misterios del convento de Santa Clara. Gracias a la documentación de la época se sabe que uno de los muros del muros de los jardines fue construido durante el siglo XVI.


El vicepresidente de la Diputación explicó que “el muro actual de cierre, que tiene más de 300 años, no es original y posiblemente tampoco la puerta de entrada, que estaba en dirección contraria”.


Visto desde la actualidad, añadió, el convento es “un auténtico laberinto, totalmente confuso” y diferente a los demás cenobios de las clarisas, a pesar de que la orden (al igual que su hermana masculina, la franciscana) “venía con el plano debajo del brazo” y todos sus monasterios tenían la misma planta. “Pero este no responde ya que tiene múltiples modificaciones que estamos descubriendo”.

Compartir el artículo

stats