Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paula Solla: “El objetivo es integrar lo original y lo nuevo”

La restauradora encargada de los trabajos en la imagen de Santa María del Puerto inició ayer su proyecto de conservación

La restauradora Paula Solla aplica una inyección sobre la figura. Gustavo Santos

El Templo Nuevo de Marín está siendo objeto en los últimos días de varias labores de mantenimiento en su interior, pero el trabajo más notable de ellos es el que está llevando a cabo la restauradora Paula Solla, que desde ayer realiza la minuciosa tarea de recuperar los colores de la imagen de la Virgen de Santa María del Puerto.

Un proyecto de conservación que, según la experta, consiste en la reintegración cromática de la figura, en la que se busca aplicar colores similares a los originales, siempre con los tonos iniciales como referencia distintiva.

Además, recuerda Solla, otro de los retos a los que se enfrenta esta restauración es el de rellenar con nuevo estuco las zonas más deterioradas de la estatua, así como adherir a su soporte las pinturas que contiene, dañadas por el paso del tiempo y factores como la polilla, la carcoma o la propia temperatura, que altera y cambia notablemente la dimensión de la madera.

Unas medidas de conservación que desde la parroquia han iniciado para que la imagen esté en su pleno esplendor de cara a la novena y las procesiones con motivo del Día de la Patrona, fijado para el próximo 8 de septiembre.

Mantenimiento

Junto con la restauración de la virgen, en el Templo Nuevo se están realizando también trabajos de mantenimiento de otros elementos, como algunos bancos situados en el interior de la iglesia para la misa, que están siendo acondicionados con un lijado y un tratamiento especial para maderas, así como la instalación en la zona del campanario de una red para evitar el paso de las palomas.

Compartir el artículo

stats