Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta estudia el posible trasvase al Lérez del agua de una antigua cantera de Forcarei

Analiza la calidad del agua embalsada en la explotación de Ventoxo , aunque la medida no sería inmediata | Descarta la propuesta de Pontevedra de usar embalses situados río arriba

La piscina de Sanxenxo cierra hoy y se anulan las duchas del gimnasio. FdV

Realizar un trasvase hasta el Lérez del agua embalsada en una antigua canteira de Forcarei, municipio donde nace el Lérez. Es una de las propuestas que analiza la Xunta para elevar el caudal del río, cuya situación llevó hace unos días a Augas de Galicia a decretar una “prealerta por escasez, suspender la producción de Ence y establecer medidas de ahorro en todos los municipios que se abastecen del río.

La Xunta apunta esta posible trasvase como una “alternativa de solución para intentar garantizar, a corto plazo, los aportes de agua al río Lérez, que abastece a los municipios de Pontevedra, Marín, Poio, Sanxenxo y Bueu, fundamentalmente”. En concreto, explicaq ue “analiza la posibilidad de aprovechar el agua almacenada en el antiguo hueco minero de Ventoxo, en Forcarei, para ver si es factible realizar aportaciones de caudal al Lérez, en el caso de que el agua sea de buena calidad y compatible con actividad piscíloca del río”

Para ello, Aguas de Galicia procederá en los próximos días a realizar catas, con extracciones de agua a diferentes profundidades, para confirmar que el agua contenida en la balsa de la mina cumple esos dos requisitos para poder realizar aportes al río Lérez. Aclara, eso sí, que “a solución que se estudia no sería de aplicación inmediata, pero, de ser factible, podría facilitar el abastecimiento a los municipios que se suministran del Lérez con el verano más avanzado, cuando el río puede sufrir aún más la falta de caudal resultante de la ausencia de lluvias”.

Añade que “en el caso de que los resultados de las pruebas sean positivos, es decir que confirmen la calidad del agua para consumo humano y además que esta agua sea compatible con la vida del río, Aguas de Galicia procedería entonces a realizar una obra de emergencia para trasvasar el agua de la antigua cantera hacia el cauce del Lérez”.

La Xunta señala que actualmente se está utilizando el agua de las minicentrales existentes aguas arriba del Lérez para mantener el caudal ecológico del río y mantener su caudal en valores estabilizados en torno a 1,7 m³/s. Por tanto, esas balsas ya se están utilizando hoy en día para garantizar el abastecimiento de agua a la población”.

Responde así a la propuesta del Concello de Pontevedra de “desemblasar más agua aumentando la salida de las balsas por encima del caudal ecológico”, una medida que “lo único que provocaría es que llegaría un momento en el que, a falta de nuevos aportes, no se sería posible garantizar siquiera el mínimo caudal ecológico o abastecimiento a la población y existiría cierto riesgo de desecación del río, invalidando por completo la captación de Monte Porreiro”. Este riesgo ya fue comunicado a los concellos en la última reunion con Augas de Galicia.

Añade Augas de Galicia que “a pesar de que los datos confirman la estabilización del caudal del Lérez y del consumo de agua en los últimos días, es necesario no bajar la guardia y seguir tanto las administraciones, como las empresas, así como todos los ciudadanos, con un consumo responsable del agua y evitar todo uso innecesario para garantizar el abastecimiento y mantenimiento del caudal ecológico del Lérez”.

Sanxenxo acentúa sus medidas contra la sequía: cierra la piscina municipal

Sanxenxo reforzará sus medidas para reducir el consumo de agua de la red municipal con el cierre de la piscina municipal y con la supresión de riegos en los campos de fútbol con las que se prevé un ahorro medio diario de 23.000 litros. El gobierno local “lamenta los inconvenientes que pueda provocar la decisión entre los usuarios de las instalaciones municipales, pero considera que son necesarias para seguir garantizando el abastecimiento en las próximas semanas y evitar restricciones de suministro a viviendas y negocios”, según destaca el Concello, que recuerda que Sanxenxo llega a multiplicar por seis su población durante los meses de julio y agosto “por lo que es preciso, ahora más que nunca, promover medidas de ahorro en el consumo de agua tanto en el ámbito público como privado”. Deja claro, además, que se trata de medidas temporales por la situación de prealerta por sequía que se levantarán en cuanto mejore la situación del caudal del Lérez. La piscina municipal tiene un consumo medio diario de 15.000 litros, entre las duchas, los baldeos de limpieza y la renovación de los dos vasos de piscina y los dos hidromasajes. El gimnasio se mantiene abierto, pero sin poder utilizarse las duchas En el caso de los riegos de los campos de fútbol, tanto el de San Pedro de Vilalonga como el de Portonovo cuentan con servicios particulares de suministro para el riego de césped natural. En el resto de los cuatro campos municipales de césped artificial, los riegos se suspenderán durante el periodo que dure la restricción, salvo situaciones excepcionales. En estos momentos, tan solo un equipo de fútbol está entrenando en el campo de A Lanzada y ya no se está empleando el riego. El consumo de agua en cada riego de un campo de fútbol es de aproximadamente (2.000 litros. Estas medidas que entrarán en vigor a partir de este miércoles se suman a las ya publicadas en el bando municipal hace dos semanas, que sigue en vigor, en las que se solicitaba a la población un uso responsable del agua de la traída municipal, se anunciaba el corte de agua en lavapiés de playas, se limitaban los baldeos de las calles y el riego de zonas verdes al agua recogida en el aljibe de Fontoira y se restringían los rellenos de piscinas, así como lavados de coches.

Compartir el artículo

stats