Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos capean la escasez de socorristas y tan solo dos banderas azules se quedan sin izar

Sanxenxo ha logrado este año completar su extensa plantilla con más de 80 profesionales en 17 playas con bandera azul -Ponte Caldelas y Marín no podrán levantar la enseña en A Calzada y en O Santo por ahora

Dos de los socorristas que desde ayer vigilan la playa fluvial del Lérez en Pontevedra. | // RAFA VÁZQUEZ

Al menos cuatro de los cinco concellos que cuentan con zonas de baño con bandera azul en la comarca se han encontrado este verano con dificultades para completar sus plantillas de socorristas, uno de los requisitos exigidos para mantener la enseña. Se trata de un problema muy común cada verano, en donde le elevada demanda y el tratarse de una ocupación muy marcada por la temporalidad provoca que sea difícil encontrar profesionales.

Sanxenxo, concello que contrata un mayor volumen de personal para sus playas (un total de 81 personas entre socorristas y sanitarios) ya sufrió esta problemática en años anteriores, lo que provocaba que tuviera que arriar alguna de las banderas azules de sus playas. Este año han decidido adelantarse a esta problemática y la externalización del servicio en la empresa Salvar Formar y Socorrer les ha permitido completar todo el personal necesario y levantaron ayer las 17 banderas azules que ya ondean en sus arenales.

Así las cosas, salvo Sanxenxo, el resto de los municipios sí que ya encontraron alguna que otra dificultad en mayor o menor medida. Por ejemplo, en Poio ayer se izó sin mayor problema la bandera azul que luce ya en la playa de Cabeceira. El arenal cuenta ya con el servicio de socorrismo como exige la enseña de Adeac, y la única en la que tenían obligación de contar con este servicio. No obstante, fuentes municipales explican que sí han tenido dificultades para encontrar socorristas para Xiorto, algo en lo que siguen trabajando. La intención del gobierno de Poio es que, aunque no estuvieran obligados a disponer de personal de socorrismo en Xiorto, sí se pudiera contar con dicho servicio.

Sanxenxo externalizó el servicio y completó el número de profesionales sin problema

decoration

Otro de los concellos que no logró completar su oferta de personal de auxilio en las playas fue Marín. El Concello buscaba 21 socorristas y 1 coordinador pero se quedó a las puertas de completar la oferta de personal. Esto supone, tal y como confirmó ayer el ayuntamiento, que por el momento la playa de O Santo no dispondrá de este servicio y no izará la badera azul hasta que resuelvan esta carencia. Mogor, Aguete, Portocelo y Loira levantaron ayer la enseña sin problemas.

Si la búsqueda de socorristas en compleja para los municipios costeros, parece que se convierte en misión imposible en el caso de los ayuntamientos de interior. Ponte Caldelas también hizo una convocatoria para intentar reclutar a 20 personas para el servicio en la playa fluvial de A Calzada, la primera de España que logró contar con una bandera azul. Sin embargo, a esa primera convocatoria no se presentó ningún aspirante. Por lo tanto, ayer tampoco se izó la enseña que se consiguió en 2015. Desde el PP consideran “una irresponsabilidad y una nula capacidad de gestión la decisión tomada por el gobierno de Andrés Díaz de no concurrir al proceso de subvenciones de la Xunta” para la contratación de este tipo de personal.

Un socorrista da indicaciones a los bañistas ayer en la playa fluvial del Lérez. RAFA VAZQUEZ

Pontevedra

Aunque Pontevedra no solicitaba ninguna bandera azul para sus dos principales zonas de baño, estas sí que contarán con socorristas. Desde ayer mismo la playa fluvial del Lérez cuenta con este servicio que el concello también ha contratado, en este caso, a la empresa Salvar, Formar y Socorrer S. L., al igual que Sanxenxo. En este caso, la concejalía de Desarrollo Sostenible y Medio Natural destinó una partida de 18.053 euros. Según el concejal Iván Puentes, la vigilancia en el arenal urbano se extenderá hasta el 31 de agosto, todos los días de 13 a 20.30 horas, dos de lunes a viernes entre las 16.30 y las 20.30 horas. Por su parte, la concejalía del Rural fue la encargada de poner a punto la playa fluvial de Pontesampaio. A partir de ayer también estaba previsto que funcionase el servicio de socorrismo en un horario similar. Estará formado por una persona y con un refuerzo de un segundo fin de semana y festivos.

Mejoras en Sanxenxo

El contrato de socorrismo licitado por el Concello de Sanxenxo, de 1,3 millones por dos años y posibilidad de prórroga, permite ampliar una hora el servicio de vigilancia en las playas, al iniciarse media hora antes de lo habitual este verano (11.30 horas) y finalizar media hora después (a las 20.30 horas). A mayores, también se adelantó el servicio de socorristas en cuatro playas a los fines de semana de junio y ya de forma regular desde el 15 de junio. El resto de los arenales cuentan con estos profesionales desplegados desde ayer y hasta el 31 de agosto.

Compartir el artículo

stats