Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área sanitaria registró más de mil casos nuevos de COVID desde San Juan

El aumento de contagios coincide con el cierre de camas y descenso de personal en los hospitales

Las pruebas solo se realizan a la población vulnerable GUSTAVO SANTOS

La incidencia del COVID vuelve a subir y los profesionales sanitarios están preocupados por lo que están viendo estos días. Cada vez llegan más pacientes a los diferentes servicios de Urgencias, tanto en Atención Primaria como en Urgencias de Montecelo, que registra de nuevo episodios de saturación, con patologías respiratorias y por tanto sospechosos de estar contagiados. Este aumento coincide con el cierre de camas en los hospitales y el descenso de personal sanitario.

El problema ahora es que las pruebas están reservadas para personas vulnerables, como mayores de sesenta años, embarazadas o enfermos inmunodeprimidos (pacientes con cáncer…), o a pacientes con síntomas muy claros y que los médicos deciden encargarles una prueba. Por eso, hay más de los contagiados oficiales que constan en el registro oficial del Sergas.

En el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se diagnosticaron desde San Juan un total de 1.064 nuevos contagiados, lo que supone una media diaria de 133, mientras que solo se otorgaron 783 altas. Son cifras elevadas en estos ocho días transcurridos desde San Juan, con fiestas muy concurridas y verbenas multitudinarias, sobre todo si se tiene en cuenta precisamente que hay muchas personas que tienen COVID, que se hacen un autotest adquirido en la farmacia y no lo comunican al Sergas, por lo que no constan en las cifras oficiales.

En el distrito pontevedrés son 1.664 las personas que están en la actualidad pasando la enfermedad, con 77 de ellos ingresados en las plantas de los hospitales y uno en la unidad de críticos de Montecelo. En cama convencional se mantiene la misma cifra desde hace tres días, pero el último balance del Sergas alerta de un ingreso en la UCI después de dos jornadas en las que esta unidad estuvo vacía. En el CHOP hay 66 enfermos ingresados, diez en O Salnés y dos en el QuirónSalud Miguel Domínguez.

Los facultativos están notando que los síntomas más habituales en la actualidad de los pacientes con coronavirus son fiebre, dolor muscular generalizado, cefalea, estornudos y también vuelve a aparecer la anosmia, es decir, la pérdida del olfato. Este aumento de los casos llega en un momento además difícil. Y es que en verano la mayoría de centros de salud, donde se atienden los casos que no son graves, tienen menos personal por las vacaciones de los sanitarios y las dificultades para cubrirlos, y se apostará por lo general por las prolongaciones de jornada para evitar en la medida de lo posible descubiertos en la atención.

El balance del Sergas de este viernes, actualizado a las 18.00 horas del jueves, señala que en solo 24 horas se han contabilizado 193 nuevos contagios y solo 42 altas. El mes de junio ha finalizado con diez fallecidos, a falta de que se notifique alguna posible víctima mortal pendiente, todos ellos mayores de sesenta años y con patologías previas.

Compartir el artículo

stats