El PSOE de Moraña pidió ayer una solución para las familias que se quedaron fuera del plan de conciliación familiar. Los socialistas lamentan que además no se trata de algo extraordinario, sino que ya ocurrió en otras ocasiones. Lamentan que se ofrezcan un número tan limitado de plazas, un total de 40, lo que provocó que una decena de familias se quedasen fuera de este plan.