El Concello de Poio recibirá el próximo martes a varios de los afectados por los derribos ordenados sobre una serie de chalets construidos en la urbanización Mar de Tambo. El objetivo es que la administración local medie ante la APLU para que se paralicen los derribos y más después de la sentencia del TEDH en la que se le da la razón a una vecina a la que se privó de su derecho a recurrir la demolición parcial de su vivienda.