Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ravachol, también en delicatesen

Latas de conservas con envases dedicados a la ciudad, bolsas o pizarras con el paisaje urbano, entre las propuestas inspiradas en la Boa Vila de artesanos y artistas

Guillermina Sogo con las latas de conservas inspiradas en el Camino Portugués a Compostela. | // G. S.

Las obras de artesanos del cuero, de las joyas de papel o la ilustración, así como fotógrafos y diseñadores. Son los protagonistas desde esta semana en la calle Alhóndiga en los escaparates de “Amo Galicia”, una propuesta pensada “para dar a conocer el talento gallego”, explica su responsable, Guillermina Sogo. Argentina de nacimiento, llegó hace 16 años a la Comunidad y “sencillamente, me enamoré”, señala, “de ahí el nombre de la tienda”.

Con ella colaboran destacados artesanos de la Comunidad como Elena Ferro, al frente de la tercera generación de zoqueiros de su familia, ilustradores como Leandro Lamas, Alejandro Mosquera, Eva Casais o Joseba MP. También Joyas de Papel o Kabuxa, de modo que “hay una representación bastante importante del talento que hay en Galicia, indica Guillermina Sogo, “y la exposición se completa con fotografías mías, la serie Retazos de Galicia”.

Entre las propuestas, unas conservas delicatesen dedicadas al Camino Portugués. “Ha sido una edición muy especial en homenaje al Camino”, señala, y el cliente puede elegir una combinación de latas “que rinden homenaje a Tui, Vigo, Pontevedra y Fisterra y pueden llevarse en una única caja”.

Los envases están inspirados en esas cuatro paradas por las que discurre la ruta jacobea portuguesa, y en el caso de la Boa Vila no faltan el Ravachol o la silueta del santuario de A Peregrina para convencer al cliente de llevarse las zamburiñas en salsa de vieira.

En este doble Año Santo los peregrinos son los destinatarios de numerosas propuestas de los artesanos, especialmente de moda y accesorios, desde sudaderas a pequeños parches con la flecha amarilla indicativa de la ruta

decoration

Ultramarinos es el estudio creativo que ha diseñado las cajas, que también pueden realizarse inspirándose en otros caminos a Compostela.

Y es que en este doble Año Santo los peregrinos son los destinatarios de numerosas propuestas de los artesanos, especialmente de moda y accesorios, desde sudaderas a pequeños parches con la flecha amarilla indicativa de la ruta.

Asimismo, también buscan ideas en el paisaje de la Boa Vila, presente en numerosos artículos cotidianos como pizarras, tazas o bolsas.

“Tanto talento no nos entraba en la otra tienda de la calle San Román”, se felicita Guillermina Sogo, de modo que decidió cambiarse a un local más amplio. Constata la potencia creativa de la Comunidad “y de hecho hay que hacer un recorrido por la tienda para ir viendo cuál es cada propuesta detrás del objeto”, pero todos han de reunir una serie de características: “que sea local, que sea sostenible, que se trabaje responsablemente y que no sea a gran escala”.

Compartir el artículo

stats