Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Flores, familias y risas infantiles en la Octava del Corpus

Santa María celebró la tradicional procesión del Chucurruchú

Procesión del Chucurruchú, que discurrió por las inmediaciones de la basílica de Santa María. Rafa Vázquez

Las parroquias de Cerponzóns, Santa María y Campolongo protagonizaron ayer los actos de la Octava del Corpus, una cita en la que no faltaron las procesiones, alfombrados florales y las misas de primera comunión, que de nuevo llenaron de carácter familiar y de alegría infantil esta jornada.

Los niños de primera comunión, en la imagen los de Campolongo, protagonistas de la jornada. | // R. VÁZQUEZ

Fue especialmente destacada en Cerponzóns, que conmemoraba el 40 aniversario de sus alfombrados florales. Juan José Esperón, de la Asociación de Vecinos O Chedeiro, explica que “empezaron a elaborarse cuando llegó a la parroquia el sacerdote Manuel Míguez, que le propuso a los vecinos celebrar así el Corpus, y se hicieron por primera vez en 1982”.

El grupo de alfombristas de la parroquia cuenta con una veintena de integrantes de distintas edades, que en los últimos días han trabajado duro en la recogida y clasificación de materiales. El portavoz vecinal señala que “se recolectan hojas de eucalipto, camelia o margarita que se deshojan una a una, así como mimosas, hortensias, rosas o mazorcas de maíz. Posteriormente se secan o se pasan por un molino, pero siempre vigilando para que no pierdan color”.

Durante meses, explica, en las tardes de los domingos “los que quieren se reúnen en la Casa do Pobo de la parroquia para realizar el trabajo”. Juan José Esperón subraya que “hay vecinos que llevan décadas haciendo esto, tienen mucha experiencia y conocen las propiedades de cada tipo de flor, de las hojas etc, de modo que si sobran materiales en la confección de las alfombras de este año se logran que tengan una nueva utilidad congelándolos para el año próximo”.

Tras estos largos preparativos, ayer los vecinos empezaron ayer a las 7 de la mañana a elaborar las alfombras, una larga extensión de tapices todo alrededor del atrio de la iglesia con el que fue recibida la procesión del Corpus.

La ausencia de lluvia durante la mañana facilitó las tareas y la visibilización de los tapices en la que de nuevo fue una jornada especialmente alegre, ya que se trata del oficio en el que se llevan a cabo las primeras comuniones. Éstas convocaron a familias y numerosos grupos de amigos, que tras la celebración religiosa se reunieron en convites.

También la parroquia de Campolongo celebró la Octava del Corpus con alfombrados y misas de primera comunión, en una jornada que concluyó en la basílica de Santa María, donde tuvo lugar el oficio ligado al Chuchurruchú.

Se trata de la tradicional procesión que celebra la parroquia de Santa María en los años pares, cuando la organización del Corpus en Pontevedra se centraliza en San Bartolomé, y en la que las insignias y pendones ligados al gremio de Mareantes tienen un protagonismo especial.

El Santísimo salió bajo el palio de los Mareantes, que también desfilaron con los cetros de Teucro y San Miguel y los pendones de San Miguel y San Telmo.

Por su parte, el presidente del gremio, José Luis Arellano, portó la insignia del Santísimo en la que es, con el Viático (Comunión Pascual) y el Corpus una de las principales citas de esta organización gremial que cuenta con más de 400 socios de número.

Compartir el artículo

stats