Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marín comenzará las obras del Auditorio en agosto, tras finalizar las fiestas del Carmen

El montaje de las atracciones festivas obliga a retirar la pista de skate, que ya no volverá a esa ubicación | La ejecución del centro cultural se adjudicó, al segundo intento, por 5,3 millones

Recreación del futuro Auditorio de Marín. FdV

El Concello de Marín planifica para agosto próximo el inicio de las obras del futuro auditorio, en terrenos del Puerto y donde se ubica ahora la pista de skate. Esta pista se ha retirado ya para permitir el montaje de las atracciones de las fiestas del Carmen, y ya no volverá después a ese lugar, ya que la ejecución del centro cultural comenzará después de la programación festiva.

El pleno adjudicó hace unas semanas a la constructora viguesa Oreco Balgón la ejecución del auditorio, en el segundo intento de sacar adelante este proyecto. Su propuesta económica es de 5.278.601,90 euros (que se financian con fondos de Marín Dusi, estrategia cofinanciada en un 80% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea y la Xunta, junto con un préstamo municipal) y el plazo de ejecución es de 31 meses. Por tanto, si no se tuerce nada, el centro cultural marinense será una realidad en 2025.

Este es el segundo intento municipal para adjudicar las obras de este complejo cultural, después de que el primer concurso –al que optó una única empresa, Citanias– quedase desierto porque esa firma renunció poco después de resultar elegida. Aquel fracaso, atribuido al alza de precios de los materiales de construcción, llevó al gobierno local a elevar el presupuesto en más de un millón de euros, adaptado a los precios de 2022 en lugar de los “desfasados” del concurso inicial.

La revisión presupuestaria no afecta al diseño inicial, un edificio “semisubterráneo, reduciendo así la barrera visual y priorizando la horizontalidad, para que no se distorsione la imagen de la fachada costera”.

Esencialmente, el exterior del inmueble combinará tramos verdes de cubierta vegetal; de vidrio y de acero. “Será especialmente interesante la vista el edificio desde la Alameda, ya que, al estar más elevada sobre el terreno, servirá como mirador de la superficie del Auditorio, cuya horizontalidad permitirá que el aire sea el último elemento del paisaje a la vista”. La sala principal contará con un patio de butacas con un área de unos 640 metros cuadrados, con 550 asientos, y un escenario de cerca de 220. El patio de butacas se puede dividir en tres subespacios que pueden albergar tres vistas a la vez. Además, el equipamiento contará con cuatro aulas, tres de varios tamaños y una más grande diseñada para usos multidisciplinares; dos baños, siete camerinos, una sala de audiovisuales y un almacén. Toda la planta sumará un espacio total de casi 2.000 metros cuadrados.

Se potenciará el “half” del Parque Azul

Tras la retirada de la pista de skate de la plaza de España, el Concello plantea mejorar el “half” del parque Azul para que los aficionados dispongan de una instalación “Entendemos que es una infraestructura muy utilizada por los jóvenes y por eso apostamos por ella, pero la existente ya estaba deteriorada y en un espacio que ahora se va a reordenar”, señalan fuentes municipales, que aseguran que insisten en potenciar el skatepark del Parque Azul. “Allí podrán seguir patinando mientras duren las obras del auditorio”, detallan las mismas fuentes, que recuerdan el mal estado en el que ya se encontraban los elementos del “half” de la Plaza de España por su uso intensivo. El Concello explica que más adelante se analizará la posibilidad de instalar una nueva pista cuando se analicen las obras del auditorio.

Compartir el artículo

stats