Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las eléctricas desbancan al resto de sectores en las reclamaciones de los pontevedreses

La Asociación de Consumidores Rías Baixas recibe una media de 40 a 50 consultas diarias en esta materia. Los técnicos recomiendan optar por la tarifa regulada en la mayoría de casos

Ciudadanos hacen cola en las oficinas de una compañía eléctrica en Pontevedra. // RAFA VÁZQUEZ

Las empresas del suministro eléctrico han desbancado a todos los demás sectores en lo que se refiere a las reclamaciones de los consumidores de Pontevedra. Ni las compañías telefónicas ni las entidades bancarias provocan, hoy por hoy, tanto malestar y enfado entre la ciudadanía. Así lo aseguran desde la asociación “Rías Baixas”, que recibe una media de entre 40 y 50 consultas diarias en esta materia en concreto y que cada semana presenta finalmente alrededor de 40 reclamaciones formales. Ante las opciones que se les presentan a los usuarios, aconsejan, en la mayoría de los casos, optar por la tarifa regulada.

“Cojamos una tarifa que sea buena y, sobre todo, que no tenga ningún tipo de permanencia ni de producto asociado a un contrato, los de mantenimiento y demás que suponen casi 200 euros más al año”, explica María Álvarez, técnica de Consumo de la Asociación de Consumidores Rías Baixas de Pontevedra, que se confiesa “una defensora a ultranza del mercado regulado, porque es el que deberíamos tener”.

“Pienso que con desde el Gobierno central se va a dar un hachazo a los ingresos de las eléctricas. Se intentó el pasado octubre, pero ahora Bruselas ya está apoyando estas medidas. Son medidas orientadas a quitarles esos beneficios caídos del cielo”, considera.

“Seamos muy infieles con las compañías y no firmemos algo que no entendemos”

María Álvarez - Técnica en Consumo

decoration

“Lo que no puede ser es que estas empresas estén ganando tantísimo dinero a costa de que el precio del gas esté desbocado. Desde el año 2014 no habían tenido tantos beneficios, mientras que los ciudadanos hemos tenido que pasar frío en invierno y calor en verano”, añade.

“No tendríamos que estar decidiendo ahora los consumidores si mercado libre o regulado, ni recibiendo facturas de 500 euros cuando hace dos años o uno y medio no llegaban a 90 euros”, resume.

Su consejo para los ciudadanos es que sean “muy infieles” y que se cambien de compañía las veces que haga falta. “Ahora, con la bajada del IVA, no nos van a facturar y vamos a tener que controlar perfectamente qué porcentaje nos están aplicando. Hay que tener en cuenta que a partir de este sábado ya es del 5%. Tenemos que tener mucho control en eso, porque las compañías siempre se ‘equivocan’, pero en su beneficio”, se lamenta María Álvarez.

“Nosotros seguimos viendo alguna factura que nos llega con el 21%, cuando ya llevamos un año con el 10%”, advierte.

A la cabeza “con diferencia”

Las eléctricas están a la cabeza de las reclamaciones y han dejado atrás, con diferencia, a las compañías telefónicas en lo que a reclamaciones de consumidores se refiere. “Seamos justos y reconozcamos que actualmente las telefónicas no se están portando mal. No tenemos prácticamente reclamaciones de telefonía, y las que tenemos son muy puntuales, como portabilidades que no se llevaron a cabo o algunas condiciones que no se cumplieron, pero son problemas que se resuelven perfectamente”, celebra la técnica de “Rías Baixas”.

“Pienso que este año las telefónicas no van a estar ni siquiera en el segundo puesto, que ocupan los bancos, que siempre van a estar ahí. Aunque puestos a decir, habría que dar el primer, segundo y tercer puestos del podium a las eléctricas”, subraya María Álvarez.

En la asociación “hemos superado todos los récords”, indica, “por semana podemos presentar unas 40 reclamaciones formales relacionadas con este sector, pero, además, cada día recibimos entre 40 o 50 consultas”.

Su consejo: “La infidelidad absoluta con las compañías y no firmar algo que no entiendo y que no me mandan previamente por escrito”.

“Si no hubiese excepción ibérica, pagaríamos mucho más”

“Ahora mismo la situación es un poco complicada; no se ha llegado a notar la excepción ibérica, pero hay que dar tiempo a ello. Hay que hacer una valoración de conjunto y ver cómo se comportan las empresas y el mercado. Hubo una tormenta perfecta que hizo que fuera imposible que viésemos la bondad de esta medida todavía”, asegura María Álvarez, técnica de Consumo de la Asociación de Consumidores Rías Baixas de Pontevedra, que añade que “si no llegamos a tenerla, hubiéramos pagado mucho más”. “Esta medida va a ser muy buena, pero solo va a beneficiar a los consumidores del mercado regulado, claro”, recuerda. “Este pacto ibérico, la reducción ahora del IVA de la electricidad al 5%, la prolongación del impuesto especial eléctrico, que se mantiene en el cero, y la suspensión del impuesto de generación son medidas livianas, pero para los consumidores, sobre todo, es importante no tener contratos que signifiquen permanencia, que se puedan ir de su compañía en cualquier momento”, resume.

Compartir el artículo

stats