Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yoga para equilibrar cuerpo y mente

Maestros y alumnos de esta disciplina celebran su Día Mundial recordando que los beneficios de la respiración, estiramiento y relajación se aplican en todos los ámbitos de la vida

Clase de yoga en la Escola Sangna Yoga de Pontevedra, con la profesora Lorena Lago. RAFA VAZQUEZ

“Yoga significa unión. Una unión consciente con lo más esencial de ti. Es un estado a alcanzar. Con nosotros mismos, con lo que realmente somos”. Con estas frases Lorena Lago, instructora en la Escola Sangna Yoga de Pontevedra, resume esta filosofía de vida, cada vez más presente en la sociedad occidental y cuyo Día Mundial se celebró ayer, 21 de junio.

El yoga ofrece una serie de herramientas, de trabajo físico con el cuerpo, emocionales y mentales. “Lo que nos proporcionan es un equilibrio porque se trabajan de forma integral. La gente llega a las escuelas de yoga por diferentes motivos: dolores de espalda, porque no pueden dormir, por ansiedad, con inquietudes internas... El yoga te va a responder a todo lo que le pidas”, asegura.

Tras el parón por la pandemia del COVID, las personas que emplean técnicas de yoga en su vida diaria han recuperado esta práctica, y a ellas se han sumado muchas más, que acusan las consecuencias de los dos años en los que el virus ha dejado profundas huellas emocionales.

“Lo que nos proporcionan es un equilibrio porque se trabajan de forma integral. La gente llega a las escuelas de yoga por diferentes motivos: dolores de espalda, porque no pueden dormir, por ansiedad, con inquietudes internas..."

Lorena Lago - Profesora de yoga y meditación

decoration

Los resultados de los ejercicios de respiración, estiramiento y relajación se notan a medio plazo, “pero es necesaria una implicación de trabajo constante”.

De hecho, Lorena Lago está llevando a cabo un proyecto en institutos de la provincia de Pontevedra centrado en la gestión emocional a través de la respiración. “Son los ejercicios de pranayama. Es la aplicación de las técnicas de yoga a otros ámbitos, porque los beneficios son tanto físicos como mentales y emocionales”, explica.

La línea entre el yoga y la medicina es cada vez más difusa, tal y como indica la profesora de la escuela Sangna Yoga: “A muchas clases ya se acerca personal de enfermería y médicos, que disfrutan de sus beneficios”.

Distintos tipos, igual resultado

Existen diferentes tipos de yoga, aunque los efectos, al final, sean los mismos: Hatha Yoga, Bikram Yoga, Ashtanga Yoga, Iyengar Yoga... “En Sanatana Dharma lo que hacemos es un yoga integral. Lo fundamental es el trabajo consciente” , explica la profesora pontevedresa, que también tiene formación en la superación de duelos, entendidos estos de forma abierta, “desde un fallecimiento hasta la pérdida de un trabajo”.

Las clases de yoga suelen tener una duración de una hora y media. “Empezamos con unos veinte minutos de teoría, seguimos con un cuarto de hora de ejercicios de respiración y después pasamos a las posturas, asanas o estiramientos. Por último, terminamos con una relajación final”, resume Lorena Lago.

El yoga ya se practica en los centros educativos, empresas, asociaciones y centros terapéuticos

decoration

Uno de los caballos de batalla de los instructores de yoga es la confusión de esta filosofía con un deporte o la gimnasia. Tanto es así que cada vez más es común que se practique en centros deportivos. “Quizá no son los lugares idóneos, porque realmente el yoga en los gimnasios se termina convirtiendo en pilates, pero sí que pueden ser útiles para iniciarse y conocer el yoga y después profundizar. Puede ser un trampolín”, reconoce.

Lorena Lago lleva dos décadas en el mundo del yoga. Durante todo ese tiempo confiesa que ha tenido muy pocos alumnos hombres, “casi todas son siempre mujeres”.

Al final, todo lo que se aprende en el yoga se puede aplicar a la vida real, “a superar nuestros miedos”. Es por ello que, además de trabajar en escuelas, Lorena Lago, también lo hace con empresas, asociaciones y centros terapéuticos, porque el yoga es un ciencia de la vida para conservar la salud física y lograr la ecuanimidad mental y emocional.

Compartir el artículo

stats