Finalmente la amenaza de lluvia no se cumplió y los más pequeños de la casa pudieron despedir este miércoles el curso con una batería de juegos y risas. Fue durante la fiesta “Fin de Cole” que recuperó el Centro Comercial Urbano (CCU) Zona Monumental tras dos años de parón ligado a la pandemia.

Decenas de niños jugaron toda la tarde en la despedida del curso.

Decenas de niños jugaron toda la tarde en la despedida del curso. Rafa Vázquez

Toro mecánico RAFA VAZQUEZ

Hinchables RAFA VAZQUEZ

Talleres RAFA VAZQUEZ

Colas para subir al rocódromo RAFA VAZQUEZ

Fiesta de la espuma RAFA VAZQUEZ

Como en las restantes actividades festivas que se recuperan este verano, la organización reconoce que “había ganas” entre los escolares por volver a disfrutar de talleres, propuestas creativas o hinchables, entre otras ofertas que incluyó la celebración.

Tras recibir sus notas, numerosos escolares quisieron sumarse a las actividades, que se repartieron durante la tarde en distintos espacios del casco viejo.

Así, en la plaza de Curros Enríquez tuvo lugar un taller mural de reciclaje y también se instaló un rocódromo para todos los niños que quisieron probar con la escalada. Por su parte, en Méndez Núñez hubo un taller de pinta caras y una ludoteca creativa, mientras que los cocinillas tuvieron una cita en la plaza de Valentín García Escudero, done se desarrolló un taller de repostería creativa.

El toro mecánico y el tobogán hinchable, en este caso en la calle Sierra, fueron otras de las propuestas de la fiesta “Fin de Cole” que programaron los comercios y empresas del centro histórico.

Los juegos no terminaron ahí sino que, como colofón, también se recuperó la fiesta de la espuma, una divertida cita que se desarrolló en la plaza de A Pedreira y que amenizó un DJ.