Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo, un alivio para los taxistas ante una subida media del 130% del gasto en carburante

El mes de junio recupera buena parte de la actividad pre pandemia para el sector. Los profesionales cifran entre 300 y 400 euros lo que pagan a mayores por depósito al mes

Un grupo de peregrinos se dispone a coger un taxi en la Alameda de Pontevedra. GUSTAVO SANTOS

El mes de junio está suponiendo un soplo de aire fresco para el sector del taxi, uno de los más castigados por la subida desmesurada del precio del carburante, que supera los dos euros por litro tanto en el gasóleo como en la gasolina. El turismo, que se nota desde hace semanas en Pontevedra, así como la organización de eventos en la ciudad y el hecho de que los vecinos de la comarca salgan mucho más a socializar con la llegada del verano repercuten positivamente en la economía de los profesionales del transporte. Aún así, lamentan que a día de hoy gastan una media de entre 300 y 400 euros más al mes en llenar el depósito de sus vehículos que antes de la pandemia, con lo cual, y como dice la popular expresión, “va lo comido por lo servido”.

“La ayuda de los 20 céntimos por litro por el precio del combustible se notó poco o nada. Al final la ayuda estaba ahí, pero el precio del libro se encareció 40 céntimos más”, asegura David Suárez, portavoz del colectivo de taxis de Pontevedra. “Yo hoy eché el gasoil a 2,13 euros el litro, pero me tocará pasarme a gasolina”.

Además, señala que tampoco los vehículos híbridos se libran de esta subida, ya que tienen un motor de explosión de gasolina, que, precisamente, está más cara que el gasóleo.

David Suárez recuerda aquellos años en los que el litro de combustible no llegaba al euro y señala que para que la profesión sea rentable “como muchísimo” tendría que estar a 1,5 euros, “y ya sería un precio muy alto igualmente”.

“Junio se empieza a notar porque hay más movimiento, como antes de la pandemia”

David Suárez - Portavoz de los taxistas de Pontevedra

decoration

“Ahora por un mes bueno de trabajo puedes gastar una media en Pontevedra de unos 700 euros en llenar el depósito, mientras que en 2019, antes de la pandemia, rondabas los 300 euros”, indica. Es decir, que el incremento supera el 130%.

“Muchos peregrinos”

Celebra que la llegada del verano palíe, aunque sea solo en parte, ese gasto. “El mes de junio se empieza a notar en Pontevedra porque hay más movimiento, como antes de la pandemia”, indica.

Por un lado está el fin de curso, con lo cual “la gente empieza a salir más” y coge más taxis para trasladarse.

Por otro, “se nota mucho más ambiente de turismo, sobre todo en lo que respecta a los peregrinos que pasan haciendo el Camiño de Santiago”, afirma el portavoz de los taxistas pontevedreses.

El caballo de batalla del sector siguen siendo las tarifas. “La única que se modificó fue, a nivel autonómico, la interurbana, que la cambió la Xunta”, explica Suárez.

Los nuevos precios salieron publicados a principios de mayo en el Diario Oficial de Galicia. La bajada de bandera sube en 30 céntimos: de 3,30 pasa a 3,60 euros. Sin embargo, todavía son muchos los taxis en Pontevedra que todavía no la aplican, porque para poder hacerlo tienen que actualizar sus taxímetros. Las tarifas urbanas siguen con una bajada de bandera diurna en Pontevedra de 3,75 euros y la nocturna en 4,5 euros.

En el municipio de Pontevedra hay censados 90 taxis, de los cuales 75 están en Radiotaxi.

TESTIMONIOS

Jaime Malvar. Taxista desde hace 22 años: “Las ayudas no llegan porque el precio subió” 

Jaime Malvar supera las dos décadas como profesional del taxi. Considera que las ayudas del Gobierno para el combustible no llegan “porque al final los 20 céntimos no se notaron con la subida del precio”. Su coche es de gasolina, así que, teniendo en cuenta que este carburante es incluso más caro, “al final estamos pagando lo mismo que sin ayuda, o más”. 

Valora, eso sí, que con la llegada de los meses de verano la situación mejora para el sector: “Hay turismo, más excursiones, la gente sale más a bodas, comuniones, eventos... Ya se está notando”.

Jaime Malvar. GUSTAVO SANTOS

Ángel Vázquez. Taxista desde hace 12 años: “El problema de este país son los intermediarios” 

Ángel Vázquez está pagando ahora entre 300 y 400 euros más por llenar el depósito de su taxi que hace unos años, antes de que el precio de los carburantes se disparase. “Lo que falla en este país es que haya intermediarios, pasa con el combustible, la electricidad, la alimentación...”, afirma.

Asimismo, recuerda que Pontevedra vive del turismo, así que la época “fuerte” de los taxistas comienza ahora, “sobre todo porque hay mucho peregrino”.

Ángel Vázquez. GUSTAVO SANTOS

Compartir el artículo

stats