Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Michelena 30 pierde dos galerías

Una revisión de la fachada descubre que las balconadas del tercer piso son añadidos que han estado filtrando agua a la estructura

Corrosiones y desprendimientos bajo las galerías. | // FDV

Los trabajos de reforma del edificio municipal de Michelena 30 contemplan la retirada de dos galerías de sus ventanas. Son concretamente las que revisten la tercera planta del inmueble, que se corresponden en parte con el despacho de la Alcaldía. Se retirarían –si Patrimonio de la Xunta de Galicia lo admite– por tratarse de un añadido al edificio que estaría provocando el filtrado de agua a la fachada y a toda la estructura.

El Concello detectó el desprendimiento de pequeños trozos de este frontis a la calle y según la inspección realizada por los técnicos estaría relacionado con estos añadidos, que se fueron realizando sobre la estructura y que provocaría la entrada de agua y humedad.

En una postal de 1915 se puede ver que la tercera planta del edificio de Michelena no tenía galerías. | // FDV

Las galerías que se quiere retirar no están en las primeras imágenes documentadas del inmueble, de 1915. En los trabajos de revisión del estado de la fachada se ha comprobado que se han añadido con posterioridad. Otra imagen del edificio fechada en 1925 sí muestran que ya tenía galerías, pero tampoco son las que presenta el edificio actualmente, por lo que se comprueba que se han estado realizando diversos añadidos a la estructura original a lo largo de los años.

La segunda cuestión de interés descubierta durante esta revisión del estado de la fachada es el descubrimiento de unos azulejos, del edificio original y de estilo modernista, que estaban ocultos por la acumulación de suciedad. Estos azulejos volverán a lucir tras la reforma del inmueble.

Azulejos originales descubiertos durante la limpieza.   | // FDV

Azulejos originales descubiertos durante la limpieza. | // FDV F. Martínez

La retirada de las galerías tendrá que ser notificada a la Xunta de Galicia, explicando al detalle la actuación, si bien el gobierno local confía en que la administración responsable del Patrimonio no ponga impedimentos, como no lo ha hecho hasta ahora con ninguna de las reformas que se han realizado en este edificio de Michelena 30, propiedad de la Xunta de Galicia y cedido al Concello en una permuta entre ambas administraciones.

Por otra parte, todo el paño de ladrillo rojo de esta fachada está también bastante afectado por la acción de la lluvia y el paso del tiempo, por lo que también recibrá una limpieza y consolidación.

Compartir el artículo

stats