La Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra ha condenado a la pena de cinco años y un día de prisión a un hombre por un delito continuado de abuso sexual a una menor de 14 años, a la que dejó embarazada. Así lo confirmaron fuentes de la Fiscalía Provincial de Pontevedra dado que la vista oral no llegó a celebrarse tras resolverse el juicio por un acuerdo de conformidad entre las partes.

El acusado reconoció la autoría de los hechos, lo que a su vez permitió una rebaja de la pena que se solicitaba inicialmente. La Fiscalía rebajó la pena de ocho años de prisión que pedía para el acusado, de nacionalidad venezolana. Al tener en cuenta la confesión, la reparación parcial del daño y la enajenación mental que padece el acusado, se le rebajó la pena hasta los cinco años y un día.

Una vez que haya cumplido dos tercios de esta pena el resto de la condena podrá ser sustituida por la expulsión del territorio nacional. Además, el tribunal ha impuesto al acusado por un período de diez años la prohibición de comunicación por cualquier medio o método, y de aproximación respecto a la niña su domicilio o cualquier lugar donde se encuentre en un radio de 200 metros.

También tendrá que cumplir la medida de libertad vigilada por siete años y seis meses, que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad. En concepto de responsabilidad civil deberá indemnizar a la niña con 6.000 euros por el daño moral causado.

Según recoge Europa Press, el acusado admitió que cuando tenía 26 años de edad empezó a citarse con la menor con la que mantuvo relaciones sexuales completas durante cuatro meses "a sabiendas de que era menor de 16 años".

La niña llegó a quedarse embarazada, ya que los abusos se produjeron sin ningún tipo de protección. Este embarazo fue interrumpido voluntariamente, también según recoge Europa Press.