Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Queco Lago | Músico

“El premio del Festival de Cans dice mucho del talento que hay en Pontevedra”

El videoclip de su primer single, “Mírame”, fue galardonado en la decimonovena edición del festival porriñés

Queco Lago muerde el premio que recibió en el Festival de Cans. | //R. V.

Después de muchos años dedicándose a la música como aficionado, Queco Lago (Pontevedra, 1991) decidió dar un paso más en 2019 y grabar su primer EP, un sueño que hacía realidad a finales de ese mismo año. Sin embargo, su proyecto era audiovisual, quería que esas tres canciones vieran la luz a en formato audio y videoclip a la vez, y entonces estalló la pandemia y, aunque todo se retrasó, nada se detuvo. Así, dos años después salió por fin a la luz su primer single, “Mírame”, con un videoclip dirigido por Carlos Calvar y protagonizado por Sara Docampo y Rebeca Filgueira.

Esos cinco minutos en los que Lago narra una historia de amor desde entornos como la playa de Lapamán o el Pazo de Lourizán cautivó al jurado del Festival de Cans, que el pasado viernes 20 de mayo le otorgó el premio al mejor videoclip en su decimonovena edición. Este galardón alimenta el sueño de Queco Lago, que sigue trabajando en la grabación de lo que él entiende casi como una trilogía: los tres temas de su primer EP profesional, “Mírame”, “Su musa” y “Clímax”, autoconclusivos pero relacionados entre sí, al mismo tiempo que continúa con otros proyectos, como el Black Hole, una jam session que desde octubre está instalada de forma permanente en la Sala Karma y que ha celebrado ya 30 ediciones.

–Enhorabuena por ese premio, porque además creo que llegó tras un proceso que se dilató un poco en el tiempo por la pandemia, ¿no?

–A principios de 2020 estábamos poniéndonos en marcha con reuniones y de repente estalló la pandemia y fue como “vale, tenemos que calmarnos”, y fue todo mucho más lento de lo que esperábamos. El videoclip lo grabamos en verano y gran parte del proceso anterior a la propia grabación estuvimos con reuniones por Zoom y llamadas con todo el equipo de producción. Todo gente de Pontevedra, amigos míos.

"Me siento muy orgulloso del equipo que montamos y de todo lo que fuimos capaces de hacer, cómo improvisaron con cada problema, cómo solucionaron cualquier cosa… fue espectacular"

decoration

–Cuánto talento hay en esta ciudad.

–Cuando recibí el premio el otro día es lo que dije: esto lo hicimos entre unos colegas y casi sin presupuesto, porque prácticamente todo lo dedicamos directamente a alquilar las cámaras y el equipo, lo hicimos casi por amor al arte, y conseguir un producto así y que encima te reconozcan ese trabajo dice mucho del talento que hay aquí en Pontevedra y de la gente joven que está por aquí con ganas de hacer cosas. Me siento muy orgulloso del equipo que montamos y de todo lo que fuimos capaces de hacer, cómo improvisaron con cada problema, cómo solucionaron cualquier cosa… fue espectacular.

–También mostraron la belleza que hay en la comarca grabando en lugares emblemáticos, ¿no?

–Grabamos en las antenas de Poio, porque yo nací en Poio, viví de pequeño en A Caeira y es como un sitio bastante mítico para mí, y después en la playa de A Coviña, en Lapamán, y en el Pazo de Lourizán, tanto en la fachada como en el bosquecito que tiene detrás.

–¿Esperaban este éxito?

–No. Primero por el propio presupuesto, porque piensas que no vas a poder competir con gente que tiene más presupuesto y con más repercusión en los medios. Así que conseguir esto, a pesar de esa poca repercusión y presupuesto, fue imprevisto, pero qué alegría.

"Me salvo porque tengo mi trabajo de periodista por las mañanas, pero llevar una vida de músico en Pontevedra es bastante complicado.

decoration

–¿Cómo van los proyectos para los videoclips de los otros dos temas de su EP?

–Las ideas están planteadas, ahora estoy orientando mis ahorros hacia ese camino. El dinero del festival vendrá bien para invertir en el siguiente videoclip. El EP lo forman tres temas, “Mírame”, “Su musa” y “Clímax”. Tenía el plan de hacer tres videoclips, uno para cada tema, y hablé con Carlos Calvar, que es el director, y los planteamos como tres historias autoconclusivas, pero relacionadas; comparten a la protagonista, la chica rubia, Sara Docampo.

–¿Cómo decide dar el paso hacia una mayor profesionalización?

–Llevo dando el coñazo con la música un buen rato. Antes de la pandemia, en 2019, decidí ponerme un poco más en serio y grabar los temas que tenía más claros en su dirección. Hablé con Víctor Pescador, que es el guitarrista de Ángel Stanich, Coti y Rubén Pozo, es un crack, porque vi que estaba empezando a producir temas a la gente. Quedamos, le conté mi idea, vimos los temas, me dijo cuáles estarían próximos para hacer una maqueta que tuviese sentido y la grabamos en Madrid, en el estudio Ton y Son, durante tres días.

–Aunque tiene muchos proyectos, ¿es muy difícil ser músico en una ciudad pequeña como Pontevedra?

–En verano tendré dos o tres bolos programados de momento. Por un lado, me salvo porque tengo mi trabajo de periodista por las mañanas, pero llevar una vida de músico en Pontevedra es bastante complicado.

–También es el responsable del Black Hole, que está reuniendo a muchísimos músicos en cada edición que hace. ¿Contento con cómo está funcionando esta iniciativa?

–Está funcionando estupendamente. Ya estaba creciendo mucho antes de la pandemia. Era bastante itinerante el proyecto y en todos los sitios en los que lo hacíamos funcionaba. Justo llegó la pandemia y se paró un poco, pero hicimos unas ediciones online que fueron bastante bien y le dieron bastante visibilidad, porque pudieron participar músicos de toda España y nos ayudó a crecer, y desde octubre del año pasado empezamos a hacerlo en Sala Karma y estamos contentísimos porque se llena la sala de músicos y cada edición viene gente nueva; llevamos 30 ediciones ya, sigue hacia delante, estoy muy contento y a ver si lo podemos llevar a más ciudades.

Compartir el artículo

stats