Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos lo tienen claro: imposible cumplir los “objetivos” del área sin el refuerzo de la Primaria

El Colegio de Médicos de Pontevedra reclama un presupuesto “decente” para la Medicina de Familia. “Si tú no potencias la base real de la atención sanitaria, los hospitales no lo van a poder soportar”, advierten los facultativos

Cola de usuarios en la entrada del centro de salud Virxe Peregrina de Pontevedra. RAFA VAZQUEZ

El Servizo Galego de Saúde ha hecho sus cuentas y las ha presentado tan solo unos días después de hacer públicos los datos relativos a las listas de espera en cirugía, primeras consultas y pruebas diagnósticas, entre otras variables. El siguiente paso es el cumplimiento del “Acordo de Xestión 2022”, suscrito en el Área Sanitaria de Pontevedra e O Salnés. En el documento, firmado por el gerente del Sergas, José Flores Arias, y el gerente del área, José Ramón Gómez Fernández, como gerente del área sanitaria, se recogen los objetivos a cumplir entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este año.

Según los facultativos de Pontevedra se trata de teoría y será imposible llevarlos a la práctica salvo que se acometa el refuerzo tan necesario que se necesita en la Atención Primaria, la puerta de entrada a la sanidad pública.

Entre otras cifras, el Sergas se marca que la espera media para una intervención quirúrgica sea menor de 70 días en el primer semestre del año y por debajo de 65 en el segundo. Para las operaciones de prioridad 1, serán siempre tiempos menores de 30 días.

Respecto a las primeras consultas por enfermedad, serán de menos de 43 días hasta junio y de menos de 42 hasta diciembre. Para las relacionadas con procesos de cáncer, la demora máxima no debe superar en ningún caso los 15 días.

“No serán cinco horas para ingresar desde Urgencias ni de broma; porque muchas veces superan las 24 horas”

Javier García Vega - Coordinador de Urgencias de Pontevedra

decoration

En cuanto a las pruebas diagnósticas, se fija un máximo de 65 días en espera hasta junio y de 60 hasta diciembre.

Además, el tiempo medio entre la solicitud de ingreso desde los servicios de Urgencias a planta en el hospital será de, como mucho, cinco horas.

Hay que recordar, en todo caso, que según el balance presentado la semana pasada por el propio Sergas, la espera media para operarse en el Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, fue en 2021 de algo más de 67 días, el doble que antes de la pandemia. Por su parte, para las primeras consultas eran 42,3 días. Es decir, que los objetivos ahora planteados solo mejorarían ligeramente estas cifras.

Déficit de profesionales

En cualquier caso, desde el colectivo médico ven imposible que se puedan disminuir los tiempos medios de espera en determinadas especialidades. “En algunas lo lograrán, pero en la gran mayoría no, porque el déficit de profesionales es muy importante. En este momento en Medicina Interna, que es uno de los que tiene una lista peor, se está incluso planteando una huelga en toda Galicia. La del área de Pontevedra es una de las que peor está, llevamos problemas desde hace tiempo”, asegura Manuel Rodríguez Piñeiro, vicepresidente del Colegio de Médicos de Pontevedra, que alude también a otras especialidades como Traumatología y Radiología.

"Hubo una época en que se fueron a Portugal y muchos no han vuelto aunque cobren menos allí porque las jornadas laborales son mucho mejores que aquí"

Manuel Rodríguez Piñeiro - Vicepresidente del Colegio de Médicos

decoration

“Por desgracia, ya sabemos que de lo que dicen los políticos se cumple una centésima parte. Uno de los grandes problemas que tenemos, porque nunca se han dado cuenta o no han querido, es que la puerta de entrada es la Atención Primaria. Y tiene que tener un presupuesto decente, no tienes que disminuírselo. Tenemos un presupuesto inferior al que había hace diez años. Y, en realidad, siempre fue muy por debajo de las necesidades reales de Primaria. Si tú no potencias la base real de la atención sanitaria, los hospitales no lo van a poder soportar, porque no se frena la avalancha”, razona. “El hospital solo tiene que atender lo que Primaria no es capaz de resolver”, añade.

En este sentido alude a las condiciones laborales a la que se somete a los nuevos facultativos. “Un médico residente termina y se pone a trabajar en un centro de salud y su sueldo limpio a cobrar son 1.800 euros, mientras en Francia le dan 6.000. Hubo una época en que se fueron a Portugal y muchos no han vuelto aunque cobren menos allí porque las jornadas laborales son mucho mejores que aquí. ¿Cómo no se van a ir? Seamos lógicos. Y hay que tener en cuenta que formar a un médico anda aproximadamente por los 500.000 euros”, se lamenta.

24 horas para ingresar

Del mismo modo, Javier García Vega, coordinador de Urgencias de Pontevedra, considera que “los objetivos se quedarán en la teoría; en la práctica no son reales”.

Sobre la intención de la gerencia del área sanitaria en fijar en cinco horas el máximo de espera para ingresar desde el servicio de Urgencias hospitalarias, indica, realista, que “no serán cinco horas ni de broma; porque muchas veces superan las 24 horas”.

Compartir el artículo

stats