La obra de cierre y construcción de la pista polideportiva del colegio de Nantes arrancó esta semana con los trabajos previos y el vallado del espacio para evitar el acceso de los alumnos al recinto. El alcalde, Telmo Martín, y la concejala de Planificación Territorial, María Deza, supervisaron el inicio de la actuación de casi 250.000 euros que consiste en dotar de aseos, así como un almacén para equipamiento deportivo, cerramiento y carpintería exterior a la pista polideportiva cubierta ejecutada en una primera fase.

El cerramiento exterior de la edificación se realizará a base de paneles prefabricados de hormigón macizos. En cuanto a la carpintería exterior se realizará con aluminio anodizado en color y contempla 15 ventanas (cinco de corredera) y un total de 14 puertas para baños, entradas y almacén. El proyecto recoge un módulo de aseos y la edificación se dotará de la instalación eléctrica y de iluminación a base de proyectores LED de última generación.

En el exterior de la edificación, se contempla la urbanización con un firme perimetral y se instalará una red de recogida de aguas pluviales y una canalización para aguas residuales.

La actuación culminará con la instalación de un pavimento deportivo de alta resistencia, en una superficie de 1.152 metros cuadrados, así como el marcaje y pintado de campos reglamentarios de fútbol sala y de baloncesto.