Concedidas las ayudas que permitirán sembrar casi 2 millones de almejas babosas a principios de junio

Cada cofradía del fondo de la ría de Pontevedra recibirá 12.000 euros de la Consellería do Mar para esta primera fase de regeneración

Trabajo en el punto de control de la Cofradía de Lourizán.

Trabajo en el punto de control de la Cofradía de Lourizán. / GUSTAVO SANTOS

Concedidas las ayudas destinadas a acciones de regeneración de los bancos marisqueros a las tres cofradías del fondo de la ría de Pontevedra: Lourizán, San Telmo y Raxó. Así lo han confirmado a FARO tanto los pósitos como la Consellería do Mar de la Xunta de Galicia, que indica que la finalidad es la siembra de bivalvos, en este caso de almeja babosa.

La previsión ahora es que durante la primera quincena del mes de junio se proceda a la siembra de 1,8 millones de unidades de este tipo de almeja, tal y como informan desde la asistencia técnica de la Lonja de Campelo.

Carmen Vázquez Nores, patrona mayor de la Cofradía de Lourizán, asegura que la ayuda será, finalmente, de 12.000 euros para cada uno de los pósitos. Con esta cantidad, entre Lourizán, San Telmo y Raxó podrán sembrar algo menos de dos millones de unidades de almeja babosa, confirma, por su parte, Andrés Simón, asistente técnico de la Lonja de Campelo.

“Las ayudas fueron aprobadas el pasado 6 de mayo, y la comunicación llegó el día 8. Son ayudas para la regeneración”, indica.

Las unidades de bivalvo ya están encargadas y los pósitos adelantarán el dinero para la compra

Sin embargo, esa cantidad de semilla del bivalvo podría ser mayor de ser concedidas otras subvenciones solicitadas en la categoría de biodiversidad. Todas ellas se enmarcan en la Ley 11/2008, de 3 de diciembre, de pesca de Galicia, que tiene por objeto la regulación, en el ámbito de las competencias de la comunidad autónoma, entre otras materias, de la adopción de medidas de conservación, protección y regeneración de los recursos marinos vivos, así como “garantizar la mejora de las condiciones de vida y trabajo de las personas que se dedican a estas actividades mediante la explotación sostenible, equilibrada y responsable de los recursos”, aclaran fuentes de la Consellería de Pesca.

Aunque las previsiones de las cofradías contemplaban tres millones de unidades de almeja, la cantidad final será sensiblemente menor, “porque como es babosa, la unidad es más cara”, puntualiza Carmen Vázquez Nores.

Procedente de criadero

¿Cuál es el siguiente paso? La compra de la semilla. En este sentido hay que destacar que no abunda la oferta. Y si a ello se suma que la demanda sí es alta, el resultado es que a las cofradías no les quedará más remedio que esperar. El encargo desde Pontevedra ya está hecho a una empresa dedicada a la cría. “Ya las encargamos a Proameixa”, asegura Iago Tomé, patrón mayor de Raxó. “A veces no llegan para todas las cofradías. Se cría en piscina y después se cuelga en las bateas. No hay muchas empresas dedicadas a esto”, explica.

La semilla está encargada y la previsión es que durante la primera quincena de junio pueda ser sembrada

Una vez realizada la compra, las cofradías recibirán el dinero de la subvención que ellas han adelantado previamente. “Las órdenes de ayudas destinadas a acciones de regeneración de bancos marisqueros, entre ellas la siembra de unidades de bivalvos como la almeja, tienen entre los gastos subvencionables la adquisición de semilla procedente de criadero, por lo que es el sector el encargado de comprarla. Así, deben indicar en los expedientes de solicitud de dichas ayudas la especie, precio y tamaño de la semilla que desean adquirir”, comunican las fuentes de la Consellería de Pesca.

“Las cofradías adelantan el dinero para la compra. Después, tienen que presentar una memoria y una documentación para poder recibir la ayuda”, reafirma Andrés Simón.

“La semilla está encargada y esperamos que durante la primera quincena de junio pueda ser sembrada. Es una buena época del año por la temperatura del agua y porque es un mar tranquilo”, indica.

Las cofradías esperaban haber procedido a sembrar en este mes de mayo, aunque el procedimiento se ha tenido que aplazar a la espera de contar con las crías de almeja babosa.

Evitar mareas vivas, temporales y tormentas

Los meses de calor son los ideales para la siembra de la almeja, especialmente los de mayo y junio, en los que la temperatura del agua es la ideal y el mar es tranquilo. “Son animales de sangre fría y con temperaturas del agua baja van más lentos”, recuerda Andrés Simón, de la asistencia técnica de la Lonja de Campelo. No se puede sembrar con mareas vivas ni con temporal, “que se llevan todo” . “Hay que evitar tormentas y trombas de agua”, subraya el experto que asesora a las cofradías del fondo de la ría de Pontevedra. “Cuando hay desove es cuando hay fijación”, indica, por su parte, la patrona mayor de Lourizán, que añade que “el cambio climático está influyendo en todo el proceso, ya que el agua está caliente más meses al año, y esto también ayuda al desove”. “Dependemos al cien por cien de la naturaleza. Si la almeja está flaca es porque está desovando. Cuando tiene que fijarse necesita zonas arenosas u otras conchas, una sujeción, por eso unas resisten y otras no”, resume Carmen Vázquez Nores.

[object Object]

Los pósitos de la ría de Pontevedra solicitaron a la Consellería de Pesca ayudas para perfeccionar sus sistemas de arado del fondo marino. Son las ayudas incluidas en la categoría de biodiversidad y destinadas a la mejora de la productividad. Se trataría, principalmente, de mejorar los sistemas de un barco de la lonja de Campelo, “modernizándolo en la medida de lo posible”. La idea es facilitar la cosecha de almeja en zonas poco productivas o de difícil acceso, removiendo el sedimento o actuando sobre los fangos y así, cuando se produzca la siembra, podrán enterrarse mejor y tener, por tanto, más facilidad para alcanzar la talla comercial. Se actuará sobre dos sistemas de arado: uno permitirá la inyección de agua al fango para levantarlo y el otro romperá el sustrato impidiendo forme masa apelmazada.

Suscríbete para seguir leyendo