El Concello de Ponte Caldelas, de manos de su alcalde, Andrés Díaz, y Santi Pérez, directivo de la Sociedade de Caza e Pesca Verdeseixo, soltó un centenar de truchas en el curso del río Verdugo, como antesala a la celebración del concurso internacional de pesca que tiene lugar durante la Festa da Troita.

El acto iba a contar inicialmente con una representación de escolares de los centros educativos Manuel Cordo Boullosa y A Reigosa, pero la lluvia durante toda la mañana impidió su presencia.

Las truchas, de entre 20 y 30 centímetros de longitud, son ejemplares adultos que pudieron adaptarse perfectamente tras la suelta al hábitat del Verdugo.

Según Víctor Rial, uno de los técnicos del Servizo de Conservación da Natureza da Consellería de Medio Ambiente que colaboró en la actividad, estos ejemplares proceden de las limpiezas periódicas que se realizan en el entorno de las minicentrales eléctricas del Verdugo.

Rial indicó que, al estar prácticamente adaptados a las condiciones de estas aguas, su nivel de supervivencia es casi total y su capacidad reproductora también se encuentra garantizada en mayor medida.

Los peces fueron liberados en el coto dedicado a la captura sin muerte, con la obligación de devolver las piezas que piquen al río.

Esta acción se llevó a cabo con una furgoneta de transporte especializado para llevar un colector de agua y todos los utensilios necesarios, con motivo del concurso internacional de pesca que se celebra durante la fiesta local, uno de los que más fama atesora en toda la comunidad gallega, indican desde el Concello.