Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Daniel Sanmartín nnficha personal | Musicólogo, organista

“Tenemos una suerte enorme en Pontevedra con la música antigua... Es una pena que no se explote más”

El especialista en instrumentos históricos encabezará hoy el reestreno del órgano de Santa Clara con la Orquesta Clásica de Vigo

Daniel Sanmartín ante el órgano de Santa Clara. | // RAFA VÁZQUEZ

La iglesia de Santa Clara será escenario esta tarde (a partir de las 20 horas) de un concierto extraordinario en el que el especialista en instrumentos antiguos Daniel Sanmartín tocará el órgano ibérico del convento, el único original barroco que conserva la provincia, tras enmudecer y ser reformado el de la catedral de Tui. Lo acompañarán una veintena de instrumentistas de la Orquesta Clásica de Vigo, en un recital que busca concienciar de la importancia de proteger este valioso patrimonio musical.

–¿Cuándo inició sus estudios de órgano?

–Hace no muchos años. Mi carrera profesional se desarrolla sobre todo en el mundo de la musicología y, sobre todo por ella, hace algunos años me fui a Roma, donde entré en contacto con los teclados históricos, que son el clave, el fortepiano, es decir los pianos históricos, y el órgano. Ahora mismo estoy estudiando en Roma un máster de teclados históricos, además de seguir con mi carrera de musicólogo.

–¿Cómo surgió su afición por los instrumentos antiguos?

–Me gusta la pregunta, (sonríe) porque ahora que tengo la perspectiva de lo que se hace en Italia, que uno podría pensar un país con una tradición musical tan importante y demás, veo que se acercan a la música antigua muy tarde, cuando ya en muchos casos tienen lo que aquí sería un grado superior en un instrumento moderno. Y sin embargo aquí, no solamente en España sino en particular en Pontevedra, hay la suerte de que tenemos uno de los pocos conservatorios profesionales de Galicia que tiene la especialidades de música antigua. Y eso significa que en muchos casos entre los 8 y los 12 años los niños ya pueden entrar en contacto con estos instrumentos, no concretamente con el órgano, pero por ejemplo aquí hay la especialidad de clave, que solo hay en Pontevedra y Ourense. Tenemos una suerte enorme aquí con la música antigua, los niños pueden tener contacto con ella desde pequeños, y me da pena que no se explote más y tenga más éxito.

Cuando circuló que el Concello quería comprar Santa Clara lo primero que pensé es que alguien se dé cuenta de que está aquí este órgano y que los pontevedreses tienen que saber que tienen este instrumento, que forma parte del patrimonio de nuestra ciudad

decoration

–Ha sido uno de los impulsores de este concierto para dar a conocer el órgano de Santa Clara ¿cómo entró en contacto con este instrumento histórico?

–Fue cuando circuló la noticia de que el Concello pensaba en comprar el convento. Se sabía que este órgano estaba aquí entre las personas que nos gustan los instrumentos. Me acuerdo de tener una conversación con personas del mundo de la música y decir a ver qué pasa con el órgano. Porque es un patrimonio mobiliario, es decir, se puede mover, y muchas veces ha ocurrido que una institución compró un edificio religioso y el órgano fue vendido a otro lado. Estoy pensando concretamente en uno que había en Mondoñedo y acabó en casa de un particular francés, que ahora lo tiene en su casa.

–¿Cómo podemos cometer estos errores?

–Estas cosas ocurren, y pasan primero porque se desconoce el mundo, su importancia. En parte pasan por desatención política, pero sobre todo porque si la gente no conoce ahí sigue este cacharro que nadie sabe qué es ni a nadie le importa. Y la clase política, está claro, también se mueve por los intereses de la mayoría. Así que cuando circuló que el Concello quería comprar Santa Clara lo primero que pensé es que alguien se dé cuenta de que está aquí este órgano y que los pontevedreses tienen que saber que tienen este instrumento, que forma parte del patrimonio de nuestra ciudad y que es de lo poquísimo que tenemos aquí de su categoría y hay que sacarle partido.

El órgano está hoy al 10% de sus posibilidades. Habría que hacer un trabajo de restauración serio para que diese todo lo que tiene que dar

decoration

–Lo vio por primera vez después de las pasadas Navidades…

–Efectivamente, a principios de enero. Habíamos intentado entrar en contacto con el Concello (y tengo que decir que en ese sentido tuvieron una predisposición excelente desde el primer momento) porque teníamos la experiencia de un festival de órgano que organizamos en noviembre en la concatedral de Santa María de Vigo. Nos permitió entender ciertas necesidades de producción y sabíamos que este órgano probablemente estaría en unas condiciones de conservación bastante malas. Pero de todas formas quise venir a verlo para ver si se podía hacer un concierto que no tuviese tanto el objetivo de una demostración artística de altísimo nivel sino simplemente de decir: aquí está esto y hay que intentar, en primer lugar, comprarlo, y después restaurarlo.

–¿A cuantas de sus posibilidades funciona hoy el órgano?

–El órgano está hoy al 10% de sus posibilidades. Habría que hacer un trabajo de restauración serio para que diese todo lo que tiene que dar.

En un instrumento de estas características, de casi 300 años, con un valor patrimonial e histórico importante, lo ideal sería que el proceso de restauración fuese acompañado de un estudio histórico organológico

decoration

–Imagino que son pocos los especialistas que puedan llevar a cabo el trabajo de restauración…

–El problema de estos instrumentos es que requieren competencias bastante diferentes. Lo que es la parte de trabajo manual la llevan a cabo especialistas en construcción y restauración de estos órganos, en España hay muy pocos organeros, efectivamente. Pero además en un instrumento de estas características, de casi 300 años, con un valor patrimonial e histórico importante, lo ideal sería que el proceso de restauración fuese acompañado de un estudio histórico organológico. Y, bueno, esto depende de cuales sean las intenciones finales.

–Los especialistas apuntan a referentes en recuperación como el órgano de Xunqueira de Ambía, con ciclos específicos que atraen a numeroso público…

Ese órgano es una joyita. Aquí tal vez si fuésemos a valorar de forma fría y distante las características organológicas del instrumento, pues no se estaría a la altura del de Xunqueira. Pero aún así, dada la escasez en general en Galicia, y en particular de los órganos de escuela ibérica como es éste, está claro que un pontevedrés, pero también alguien de Vigo, de Sanxenxo, o de Vilagarcía, le resultará más fácil venir aquí a escuchar un concierto de órgano que irse a Xunqueira de Ambía.

El órgano está en un estado bastante malo, pero aún así la primera sensación fue decir: bueno, se puede intentar algo. Se puede intentar un concierto, no al máximo de las posibilidades, pero que permita al público escuchar el instrumento

decoration

–Lo ha tocado unas horas ¿qué es lo que más le ha sorprendido?

–(sonríe) Tengo que decir que venía mentalizado para encontrarme un estado de conservación mucho más deficiente. El órgano está en un estado bastante malo, pero aún así la primera sensación fue decir: bueno, se puede intentar algo. Se puede intentar un concierto, no al máximo de las posibilidades, pero que permita al público escuchar el instrumento. Luego, si nos metemos en materia técnica, me ha sorprendido algunas intervenciones que ha sufrido a lo largo de los años, alguna de ellas muy fuera de estilo respecto a la concepción original del instrumento. En fin, cuestiones del estado de conservación. Pero por lo demás, y además de la belleza como objeto artístico, el instrumento tiene posibilidades.

Compartir el artículo

stats