Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centrados en las personas

Cruz Roja atendió en la comarca de Pontevedra a más de 14.054 usuarios el año pasado

Curso de digitalización. R. V.

Cruz Roja atendió en Pontevedra y su comarca a más de 14.000 personas en diferentes áreas: inclusión social, educación, empleo, salud, discapacidad, juventud... La organización no gubernamental destaca que se trata de cifras muy superiores a los de años anteriores a la pandemia del COVID, que condicionó de manera muy importante su actividad.

Voluntarias de atención a los "sin techo" G.S.

Para su labor humanitaria la organización no gubernamental contó con la colaboración de 131 voluntarios, que dedicaron un total de 2.267 horas de su tiempo a ayudar a los demás

decoration

Para esta labor tan importante, contó con la colaboración de 131 voluntarios, que dedicaron un total de 2.267 horas de su tiempo a ayudar a los demás.

Curso de formación en Cruz Roja Pontevedra. | // C.R.

Una de las áreas en las que más intervenciones se llevaron a cabo fue la de la inclusión social. Tal y como informa Cruz Roja, en este sentido fueron atendidas 10.065 personas en la comarca pontevedresa con un total de 29.309 intervenciones. En el conjunto de la provincia fueron 38.655 los atendidos.

Por ello, se reforzó la intervención en apoyo a potenciales perceptores del ingreso Mínimo Vital y de la Tarjeta Monedero de la Xunta de Galicia.

Se dio atención a 216 personas sin hogar a través de, entre otros programas, el de acompañamiento nocturno, mediante el cual los voluntarios recorren la ciudad y ofrecen alimentos y bebidas a los “sin techo”, así como ropa de abrigo

decoration

Asimismo, se dio atención a 216 personas sin hogar a través de, entre otros programas, el de acompañamiento nocturno, mediante el cual los voluntarios recorren la ciudad y ofrecen alimentos y bebidas a los “sin techo”, así como ropa de abrigo e información sobre los servicios sociales de todas las Administraciones públicas competentes y de la propia Cruz Roja.

Educación y formación

Otro ámbito importante en el trabajo con voluntarios y trabajadores de la organización ha sido el de la educación. Un total de 4.158 personas se formaron a nivel comarcal. “La digitalización ha sido clave para esta área y el uso de entornos colaborativos está permitiendo a la organización general comunidades virtuales de respuesta inmediata, cocreación y acceso a la información y la formación de una forma transparente y democrática”, destaca Cruz Roja.

Destacan también los programas para personas mayores, centrados en luchar contra la soledad y el aislamiento social de este colectivo tan vulnerable, que se vio especialmente afectado por la pandemia. El año pasado en Pontevedra y su área de influencia se atendió a 1.922 personas. Muchas de ellas participaron en actividades en la propia sede, incluidas las de digitalización, pero otras se beneficiaron del programa de teleasistencia, que les permite mantener su autonomía y hábitos de vida independientes permaneciendo en sus propios domicilios y permanentemente conectados con un pulsador y un teléfono las 24 horas del día los 365 días del año.

Bienestar emocional

En cuanto al área de salud, con 608 personas atendidas, se centro en el cuidado del bienestar emocional y el cuidado de la salud a través del servicio “Cruz Roja te Escucha”, a través del teléfono 900 107 917.

El empleo, con 250 personas atendidas; el socorro, con otras 123, o el medio ambiente, con 38 personas y 121 intervenciones, completan el balance anual de una organización que incluye entre su población vulnerable a los niños, mayores, mujeres y personas con discapacidad.

Trabajo directo con más de 860 jóvenes


Cruz Roja Juventud realizó un intenso trabajo directo con las personas jóvenes en Pontevedra y su área de influencia. Según el balance facilitado por la organización, el año pasado el programa que llegó a más jóvenes fue el de prevención de adicciones, conductas violentas frente al racismo, LGTBIQ+fobia o violencia de género, con 860 participantes. También merece mención especial el proyecto “Promoción del éxito escolar” , con 72 menores en la comarca, a través del cual se da una respuesta integral al apoyo educativo de los chavales en situación de vulnerabilidad: adaptación a los formatos “on line” surgidos con la pandemia y apoyo en material que reduzca la brecha digital. Además, una de las campañas más reconocidas de Cruz Roja Juventud, “El juguete educativo”, intervino con 107 menores para reconocer el derecho al juego de la infancia como una parte de su educación en valores y crecimiento personal. Por último, el proyecto Pineo, de acciones de ocio basadas en valores sociales, ambientales y saludables, llegó a 18 pequeños.



Compartir el artículo

stats