El Pontevedra CF sacó un empate (1-1) de su visita a Palencia, confirmando el ascenso directo que virtualmente se había alcanzado la semana pasada en Pasarón y dejando a los granates como campeones del Grupo I y equipo de Primera RFEF para la temporada 2021-2022.

El Palencia Cristo Atlético tomó la iniciativa al principio, buscando por alto a los delanteros y haciendo una presión defensiva más eficiente que los visitantes. En ataque, el peligro para el Pontevedra llegó a balón parado, con varias ocasiones que Cortés pudo resolver.

Fue con el ecuador del primer tiempo cuando el equipo de casa golpeó primero, con un córner perfectamente ejecutado en el que Javi Bueno remató a placer, lejos del alcance de la defensa granate y el guardameta.

El tanto del Palencia activó al Pontevedra, que se encontró más cómodo con el viento en contra y fue capaz de poner sobre el césped de la Nueva Balastera su estilo de juego habitual. Solo cinco minutos después de encajar, los de Ángel Rodríguez fueron quienes de igualar la contienda aprovechando la mala salida del portero local con un gol de cabeza de Romay, fruto de un centro botado desde el pico del área tras un córner sacado en corto.

La segunda parte se vio marcada por las alternativas, pero ninguno de los dos equipos fue capaz de concretar opciones de peligro serias para ambas metas. El Pontevedra buscó a Charles por activa y por pasiva, pero el ariete hispano-brasileño no estuvo cómodo a la hora de rematar y erró en ambas ocasiones.

Finalmente, ambos equipos se contentaron con un empate que servía para sus intereses. Con gritos de "que bote Pasarón" y "campeones", el conjunto granate remató la temporada como primero de grupo y, oficialmente, equipo de la división de bronce del fútbol nacional.