Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las “heridas” del paseo de Os Gafos

Numerosos desperfectos jalonan el recorrido urbano a orillas del río

Un tramo señalizado al estar hundida la pasarela Gustavo Santos

Desde hace meses, la Concejalía de Medio Natural tiene en cartera un ambicioso plan para destapar el tramo urbano del río de Os Gafos a su paso por Campolongo. Para ello, el Colegio de Arquitectos convocará un concurso de ideas con el fin de seleccionar el mejor proyecto posible para actuar en un recorrido de medio kilómetro a lo largo del paseo de Valle Inclán. La intención es recuperar en lo posible el paisaje natural de hace más de medio siglo y eliminar la actual cubierta de hormigón y losetas que presenta tal deterioro que desde hace más de un año está vallado para evitar accidentes.

Barandillas rotas en el sector de madera G. Santos

Estas vallas, cuyo modelo acaba de ser modernizado, es una de las principales “heridas” que presenta el paseo fluvial desde su desembocadura hasta el nudo de O Pino, un paseo que, en modo alguno tiene actualmente continuidad. De entrada, los viejos molinos adquiridos hace años por el Concello en las inmediaciones de la Ponte Nova siguen sin uso alguno.

En uno de los tramos se desprende la orilla. G. Santos

La recuperación de este tramo urbano de Os Gafos comenzará por la zona de la Tablada, en la parte descubierta del río, con una inversión de 600.000 euros. Esta obra se financiará con fondos Feder da Unión Europea y se desarrollará en el tramo comprendido entre las calles General Rubín y Rosalía de Castro. Incluye la demolición de un viejo puente de hormigón que une esta calle con la Tablada, que se sustituirá por una pasarela volada más ligera.

Vallas en el tramo cubierto. G. S.

Pero al margen de este tramo, el resto de la senda comienza a mostrar desperfectos y deterioro que alejan a muchos de sus usuarios. Ya en Campolongo, las vallas que jalonan todo el paseo obstaculizan el paso. Aunque su función es garantizar la seguridad, vecinos de la zona reclaman que se agilice el plan de recuperación ambiental, que acumula notable retraso desde que se anunció.

Un puente deteriorado. G. S.

Más allá del paseo de Valle Inclán, entre Alcalde Hevia y la estación de autobuses, son varios los tramos que muestran cierto abandono. Así, en paralelo a la avenida de María Victoria Moreno discurre una pasarela de madera donde hay algún tramo acotado por el hundimiento de las tablas, sin que se hayan reparado desde hace semanas.

Bajo la Rúa da Estación el mal estado es evidente . G. Santos

En ese mismo punto, además, quedó un solar de propiedad municipal con unas obras inacabadas desde hace años. Se trataba de habilitar unas escaleras desde la calle hasta el paseo, pero la reclamación de un supuesto propietario de una parcela en la zona mantiene paralizados esos trabajos desde hace más de tres años.

Más engorroso para los usuarios de la senda es lo que ocurre bajo la rúa da Estación. En su día se habilitó una pasarela de madera por el túnel que discurre por debajo de esa calle, de modo que se podía pasear desde Ponte Boleira hasta la avenida de Josefina Arruti y, por ella, hasta el nudo de O Pino.

Con las obras de remodelación de la terminal de buses y para dejar al descubierto un tramo de Os Gafos en ese punto, esa pasarela se cerró, y así continúa. Pese a que ya existe una nueva pasarela en el ámbito de la estación, el tramo bajo la calle sigue cortado por los notables desperfectos de la madera, una reparación que, según la Xunta, corresponde al Concello.

Por ello, aquellos que transitan por la senda desde Ponte Boleira, se encuentran con una valla. En muchos casos se desiste de continuar, pero los que desean proseguir su ruta están obligados a subir a la rúa da Estación y dar un rodeo para conectar con el paseo de Josefina Arruti.

Compartir el artículo

stats