El Concello de Vilaboa llevará a cabo próximamente un proyecto de reasfaltado y calmado del tráfico en varias zonas rurales, con un presupuesto de 192.358 euros. El proyecto se ejecutará en cuatro fases diferenciadas por localidades, correspondientes a las actuaciones a las zonas de Cimadevila-Pazo, con de 45.935 euros; Acuña, con 23.412 euros; Larache, con 24.151 euros y Paredes, con 40.092 euros de inversión. El objetivo es mejorar el estado del firme.