Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PP apunta ahora al Gobierno central para rehabilitar el Pazo de Lourizán con fondos europeos

La parlamentaria socialista Paloma Castro insta a la Xunta a cumplir la sentencia del TSXG que le obliga a asumir la reforma integral del edificio

Estado actual del Pazo de Lourizán. | // RAFA VÁZQUEZ

El Partido Popular ha demandado en el Parlamento gallego que el Gobierno central atienda la solicitud realizada por la Xunta, dentro del programa de impulso a la rehabilitación de edificios públicos, para la restauración del espacio público de Lourizan: tanto el Centro de Investigación Forestal como el Centro de Formación y Experimentación Agraria.

El Programa de impulso a la rehabilitación de los edificios públicos de las comunidades y ciudades autónomas (Pirep) tiene por objeto la concesión de ayudas directas para la rehabilitación sostenible de edificios de titularidad pública y uso público por un importe de 480 millones de euros provenientes de los fondos europeos Next Generation.

Esta solicitud se expresó como respuesta a la diputada pontevedresa del PSOE Paloma Castro, que acusó a Alfonso Rueda de ser “uno de los principales responsables del estado ruinoso que presenta en la actualidad el Pazo de Lourizán, tras años de incumplimientos, abandono y deshecho por parte de la Xunta”. Así lo manifestó en la Comisión de Agricultura del Parlamento gallego, donde le reclamó al gobierno autonómico que cumpla con su obligación legal de acometer la rehabilitación integral de este histórico inmueble; una obligación que quedó totalmente clara tras hacerse firme la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que obliga a la Xunta a rehabilitar el Pazo y que le daba un plazo de diez días para que se llevara a cabo.

Por su parte, la viceportavoz del Grupo Popular, Elena Candia, subrayó que el gobierno gallego, antes de conocer la sentencia del TSXG, del pasado 5 de mayo, “ya había iniciado obras de mejora de las condiciones de conservación del Pazo de Lourizán, propiedad de la Diputación, por un importe superior a los 200.000 euros”.

“Es una muestra de la buena fe y el compromiso de la Xunta con la preservación de este espacio propiedad de la Diputación, que ahora podrá dar un paso más si el Gobierno central atiende la solicitud realizada por el gallego para que la rehabilitación del espacio público de Lourizán reciba fondos europeos”, señaló y concretó que este proyecto “pretende rehabilitar este espacio público con la finalidad de obtener un fuerte impacto en cuanto a su influencia en el desarrollo de nuevos proyectos económicos en el espacio rural, así como su consolidación demográfica”.

En este sentido, la diputada socialista Paloma Castro acusó a Alfonso Rueda de hacerse “el escurridizo ante la Diputación para no asumir responsabilidades” y remarcó que “si tanto amor tiene por Pontevedra, no puede seguir engañando a la ciudadanía públicamente con unas obritas de 200.000 euros, sino que tiene que acometer el cumplimiento de la sentencia con una reforma integral cuya cuantía está valorada por los técnicos en más de 14 millones de euros”.

Tras las obras por 208.355 euros, Medio Rural no proyecta invertir más

Un total de 208.355 euros. Es la inversión que ha destinado la Consellería de Medio Rural a las obras de “mejora de las condiciones de conservación” del Pazo de Lourizán. Y no está previsto acometer nuevos trabajos “a corto plazo”, según confirmó este departamento de la Xunta, obligado por sentencia judicial a asumir la conservación de un complejo que, si bien es propiedad de la Diputación, lo utiliza el Gobierno gallego desde hace más de treinta años.

La sentencia del TSXG, que confirma otra anterior del contencioso-administrativo –vía a la que acudió la Diputación ante la falta de acuerdo amistoso– deja claro que “ninguna duda hay en los convenios sobre la obligación de la Administración autonómica de efectuar las obras de conservación” en el Pazo y da un plazo de diez días para que Medio Rural “lleve a pudo y debido efecto” el contenido de la sentencia.

Compartir el artículo

stats