El concejal de Obras e Servizos del Concello de Poio, Julio Casás, apuntó ayer que las obras de mejora del entorno de la rúa Lameiriña y Caneliñas, en la parroquia de Raxó, “están aún en ejecución”, en respuesta a las denuncias transmitidas por el PP sobre la ruido que provocan las arquetas con el tráfico de vehículos. En este sentido, el edil afirma que la empresa responsable de la actuación “es consciente de esta situación” y asegura que se busca una solución para solucionar este problema de antes de que terminen las obras”.

Casás ha trasladado su agradecimiento a los vecinos de esta zona “por su comprensión y paciencia” mostrada durante el desarrollo de las obras. Se espera que la actuación esté completa al 100% este verano. La obra actual mejora el proyecto inicial, modificado por el cese de actividad del anterior contratista, y se extiende hasta Caneliñas.