Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un pensionista del centro de la ciudad percibe unos 336 euros más que uno de las parroquias

La Boa Vila es la ciudad gallega con la menor tasa de personas que cobran la jubilación por cada mil habitantes | La cantidad media que perciben los mayores pontevedreses es 142 euros mayor que la media de la comunidad

Dos jubilados caminan por la ciudad de Pontevedra. | // RAFA VÁZQUEZ

Las diferencias entre el rural pontevedrés y la almendra urbana se dejan notar también en las pensiones. Según el último estudio del IGE, que hace una panorámica sobre la situación de las siete grandes ciudades gallegas, la pensión media que cobra un vecino de Salcedo, A Canicouva Tomeza o Xeve es, de media, unos 336 euros menor que un jubilado del centro de la ciudad.

Así, el importe medio de la pensión por distritos establece que las parroquias del noreste y del sur de la ciudad son las que tienen una pensión media más baja, de unos 928 euros; seguidas por las del este de la ciudad y las del noroeste (Lérez, Alba y Campañó), con una media de entre 928 y 973 euros. En la zona suroeste (Lourizán) el arco sube hasta los 1.129 euros y en los dos distritos del centro urbano de la ciudad la pensión se sitúa entre esta última cifra y los 1.264 euros.

Si la división se hace por secciones, se observa con más precisión que, cuanto más cerca del casco urbano mayor es la pensión (llegando a un abanico de entre 1.264 y 1.500 euros de media en las calles más céntricas de la ciudad).

Cuando lo que se analiza no es el dinero, sino el número de pensionistas por cada mil habitantes, los colores del mapa hacen el recorrido inverso. Cuando más al centro menos jubilados, que se concentran sobre todo en el rural.

Diferencias por género

Esta dicotomía rural-urbano no es la única diferencia en las pensiones de los pontevedreses. La otra gran brecha es la del género. Un varón cobra de media 299 euros más que una mujer jubilada en la ciudad del Lérez. 1.283 euros frente a 984.

Un varón cobra de media 299 euros más que una mujer jubilada en la ciudad del Lérez. 1.283 euros frente a 984

decoration

Este modelo, con diferencias entre las cantidades, es trasladable al conjunto de Galicia. Los jubilados urbanos cobran mucho más que los del resto de la comunidad. Ninguna de las siete grandes ciudades baja de los mil euros (en la que menos pensión se cobra de media es Ourense y se sitúa en los 1.018 euros al mes). Mientras, la media en toda la comunidad gallega es de unos 988 euros.

En Pontevedra, la pensión media se sitúa en los 1.130 euros por persona, es decir, unos 142 euros más que la media de la comunidad.

En el ránking de las ciudades gallegas, la Boa Vila está en la parte baja de la tabla. Ferrol (con 1.252 euros de media como recuerdo de un pasado industrial y naval potente, ahora venido a menos) cuenta con los pensionistas que más cobran de Galicia. Le sigue A Coruña (con 1.202 euros de media) y Vigo (con 1.182 euros). Santiago también cuenta con una media superior a Pontevedra (1.150 euros) y solo Lugo y Ourense, con 1.062 y 1.018 euros mensuales, están por debajo.

La diferencia entre mujeres y hombres en el conjunto de la comunidad autónoma, de 284 euros de las jubiladas respecto a los varones, es ligeramente inferior a la brecha existente en Pontevedra.

El IGE realiza los cálculos con datos del año pasado, en el que las pensiones en Pontevedra subieron una media de unos 28 euros respecto a 2020. En 2012 se cobraban unos 877 euros por los 1.130 actuales. Desde 2018 la revalorización media de las pensiones en la ciudad fue de 106 euros.

Envejecimiento

Durante las crisis económicas, los jubilados fueron el soporte económico de muchas familias cuando el paro era más elevado. El envejecimiento de la población ha provocado que el número de pensionistas por cada mil habitantes crezca en la ciudad del Lérez de los 161 de 2012 a los 185 del pasado ejercicio.

Las pensiones en Pontevedra subieron una media de unos 28 euros respecto a 2020

decoration

La buena noticia es que Pontevedra, como se detecta también en otros datos poblacionales, sufre este envejecimiento a menor ritmo que otras urbes gallegas. Es la gran ciudad con el número de pensionistas más bajo por cada mil vecinos, 185, frente a los 248 del conjunto de Galicia o los 245 de Ourense, el área urbana en la que los jubilados tienen un mayor peso entre su población. Santiago, con 199, es la única junto a Pontevedra que baja de los 200 por cada mil habitantes.

Un 35,4% de los afiliados a la Seguridad Social tiene más de 50 años

En este “panorama de los grandes concellos” que elabora el IGE, otros de los aspectos a los que se hace referencia es al de las personas afiliadas a la Seguridad Social. En Pontevedra eran un total de 28.562 al finalizar 2021, lo que supone un ligero descenso frente a los 28.946 del año 2020, pero casi 200 más respecto a 2019. Aquí también se realiza un análisis de los cotizantes por edad y se hace hincapié en que un 35,7% de los afiliados o afiliadas tiene más de 50 años y se van acercando a la edad de jubilación. En Pontevedra, ese porcentaje es de un 35,4% y se convierte en la única urbe, junto con Vigo A Coruña y Pontevedra que tiene una media de edad en este tramo de trabajadores más baja que la media gallega. El resto de ciudades se sitúa incluso por encima. En cuanto a los afiliados a la Seguridad Social, cabe resaltar que, al contrario de lo que sucede en la comunidad autónoma hay más mujeres que hombres y que algo más de mil de estos cotizantes son personas de nacionalidad extranjera. Pontevedra es la segunda ciudad de Galicia con un menor porcentaje de ciudadanos foráneos inscritos en la Seguridad Social.

El sector servicios copa la mayoría de los cotizantes

En donde tampoco depara sorpresas este informe estadístico es en análisis por sectores de los afiliados a la Seguridad Social en la ciudad: Los servicios son el principal soporte de la actividad pontevedresa (junto al empleo público, que no se refleja en estas cifras) con un 81,6% de los inscritos. La construcción ocupa a un 6,7% de los afiliados (la cifra más alta de Galicia salvo A Coruña) y la industria un 9,7%, por encima de urbes como Santiago, Ferrol o Lugo. En Vigo, el porcentaje en este sector llega hasta el 16,7%. La agricultura y la pesca ocupa al 1,7% de los afiliados a la Seguridad Social.

Compartir el artículo

stats