Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los transportistas irrumpen en el Puerto de Marín: “Si propusieran soluciones, no llegaríamos a esto”

Una veintena de camiones participa en una caravana de protesta entre Pontevedra y Bueu por el alza del precio del carburante. Piden “una huelga general ya” y se organizan para trasladarse a Madrid para manifestarse

Caravana de camiones en la comarca de Pontevedra: "Esto tiene que reventar"

Caravana de camiones en la comarca de Pontevedra: "Esto tiene que reventar" Ana López

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Caravana de camiones en la comarca de Pontevedra: "Esto tiene que reventar" Ana López

Jornada activa de los trabajadores del sector del transporte de la comarca, que ayer protagonizaron una caravana de protesta entre Pontevedra y Bueu que concluyó con una irrupción de los camiones en el Puerto de Marín. Advierten de que la situación es insostenible y de que están trabajando bajo coste. “Esto tiene que reventar”, dicen.

En total fueron 15 camiones los que realizaron la caravana a ritmo lento entre ambas localidades, tras celebrarse previamente una manifestación convocada de modo casi espontáneo en Bueu, en la que tomaron parte, además de transportistas, trabajadores del mar y vecinos.

A mediodía se echaron a la carretera rumbo a Pontevedra para hacerse ver, y oír, a su paso por la carretera, con especial incidencia en el centro de Marín y en la autovía hasta la entrada de Pontevedra. Aunque la caravana provocó algunas retenciones, no fue demasiado el trastorno ocasionado y el tráfico rodado transcurrió sin incidencias. En cualquier caso, les acompañó a la cola una patrulla de la Policía Nacional.

Tal y como habían avanzado, decidieron entrar en el Puerto de Marín, en donde no tuvieron problemas para acceder. Realizaron una vuelta completa por el tramo principal de circulación y, alrededor de las dos de la tarde, concluyeron la protesta. La jornada reivindicativa tuvo lugar en el mismo día en el que la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, anunció que había convocado para hoy jueves una nueva reunión con el sector para abordar “soluciones concretas y definidas”. Este anunció provocó, de hecho, que los profesionales de toda España se planteasen viajar a Madrid para participar en una gran manifestación. Así lo aseguraron a FARO algunos de los transportistas de la protesta de ayer en Pontevedra, que afirmaron que “la idea es irnos esta noche”, por la noche pasada.

Los camiones a su paso por el centro de Marín. // GUSTAVO SANTOS

Los ánimos están muy caldeados. Baltasar, empleado de una empresa de transporte que lleva trabajando en el sector desde el año 1983, recuerda que la situación “nos afecta a todos”. “Estas circunstancias son insoportables. A los asalariados nos afecta también porque la empresa no es rentable, lógicamente. Si hubiera apoyo y nos propusieran soluciones no llegaríamos a esto”, afirma.

Por su parte, Javier, con 40 años en el sector del transporte, lamenta que “estamos trabajando bajo coste”. “Esto tiene que reventar. No solo reivindicamos el precio del gasoil, sino las enfermedades profesionales, un retiro digno, porque un conductor no puede estar con 65 años durmiendo en una cabina”, subraya.

Cuando era la pandemia éramos héroes. Yo me duchaba en fuentes y los hijos nos traían la comida en táperes para toda la semana porque no teníamos donde comer. Ahora no somos nada. Somos un sector principal y no nos ayuda nadie. Estamos nosotros dando la cara y se va a beneficiar el gremio de los taxistas y el ciudadano de a pie. Teníamos que ser una piña y tenía que haber una huelga general ya. Hay voces que la piden, pero la gente no sale a la calle”, incide.

Compartir el artículo

stats