Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No somos un colectivo, no somos un grupo, somos la mitad del mundo"

La Casa Consistorial luce desde esta mañana la pancarta del 8-M. FdV

Las mujeres somos el 52% de la población, pero continuamos infrarrepresentadas en la gran mayoría de los sectores sociales: solo el 18% de las universidades están encabezadas por rectoras, a pesar de que ellas son mayoría en una parte significativa de las carreras; son apenas el 17% de los directivos de las grandes empresas del IBEX; solo hay un 18% de alcaldesas, un 7% de presidentas de diputaciones…

Se trata de algunos de los datos que recordó en la mañana de este lunes la periodista María Varela en un manifiesto que dio el pistoletazo de salida a los actos del 8-M, una oportunidad para subrayar la desigualdad, pero también “para destacar los logros conseguidos”, que no evitan por ejemplo que la brecha salarial se sitúe en estos momentos en un 21% o que solo un 7% de los países del mundo estén presididos por mujeres.

“Somos la mitad de la población aunque no siempre se nos vea”, recordó María María Varela, que insistió en que “no somos un colectivo, no somos un grupo, somos la mitad del mundo”.

La periodista María Varela en un manifiesto que dio el pistoletazo de salida a los actos del 8-M, una oportunidad para subrayar la desigualdad. También “para destacar los logros conseguidos”, que no evitan que la brecha salarial se sitúe en un 21%

decoration

La periodista expuso retos que la pandemia ha puesto sobre la mesa, a la cabeza la crisis de los cuidados (recordó que “la gran mayoría del empleo destruido es femenino”, mujeres que dejaron sus trabajos para cuidar a los suyos y son las administraciones, y no ellas, quienes “deben dar respuesta a la dependencia). También la prostitución, ya que “el 90% proviene de la trata de mujeres”, subrayó; y la coeducación que garantice una formación en igualdad y respeto.

En relación al escenario de guerra que vive el este europeo, María Varela se preguntó qué sería de nuestro mundo contemporáneo si “el 50% de las decsiones las tomasen mujeres” como nuestras madres.

“Esta es una tierra de mujeres bravas”, recordó en su manifiesto, mujeres “sabias y generosas” y “cada vez más preparadas, valientes e ilusionadas” poque, tras el esfuerzo de millones que nos precedieron, “ahora nos toca a nosotros”.

La concejala de Igualdade, Yoya Blanco, ejerció de anfitriona en la lectura del manifiesto y participó con el alcalde, Miguel Fernández Lores, los concejales Anabel Gulías, Tino Fernández e Iván Puentes, y la periodista María María en el despliegue da pancarta del 8-M en el balcón de la Casa Consistorial.

La concejala de Igualdade, Yoya Blanco, ejerció de anfitriona en la lectura del manifiesto y participó con el alcalde, Miguel Fernández Lores, concejales y la periodista en el despliegue da pancarta del 8-M en el balcón de la Casa Consistorial

decoration

La edil recordó el lema que puede leerse en la pancarta, “Terra de mulleres, tempo de mulleres”, para hablar de “mujeres fuertes, creativas. Queremos hacer hincapié en la palabra mujeres porque llevamos tanto tiempo diciendo 8-M que se nos olvida al final qué significa. Y significa que nosotras, como recordó en el manifiesto María Varela y como dice el barómetro del CIS, al 100% en este país seguimos llevando íntegramente el cuidado de los menores”.

También lamentó que “las mujeres somos las primeras perjudicadas en tiempos de guerra” y seguimos “sin romper del todo los techos de cristal”, antes de calificar de “escandalosas” las cifras que constatan la infrarrepresentación femenina en los espacios públicos y la dirección de las empresas.

Compartir el artículo

stats