Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Atribuyen el siniestro con 10 coches dañados a un exceso de velocidad y conducción temeraria

La Policía Local no confirma la implicación de un tercer vehículo que se saltó un stop, como esgrimen los conductores que supuestamente se picaron en la avenida de Ourense

Uno de los coches implicados. FdV

Una supuesta acción de conducción temeraria y exceso de velocidad entre dos vehículos es la principal conclusión provisional a la que llega la Policía Local con respecto al accidente ocurrido en la madrugada del pasado domingo en la Avenida de Ourense, a la altura del cruce del edificio Raimundo Vázquez, en el que al menos diez coches resultaron dañados.

Los dos conductores implicados en la colisión, que todavía están sin identificar, alegaron a las autoridades que un tercer vehículo salió al paso, saltándose un stop y se les cruzó, dejándoles sin margen de maniobra. Esto provocaría que impactasen, acto seguido, con la fila de coches que de costumbre hay aparcados en esa calle.

Sin embargo, la investigación policial realizada hasta ahora rechaza de momento esta hipótesis, al no encontrarse detalles que lleven en ningún caso a esa conclusión, como podrían ser marcas de frenado o indicios de un tercer vehículo en ese momento.

Lo que sí confirma el concejal de Tráfico de Marín, Francisco Estévez es que los conductores circulaban “muy por encima” de la velocidad permitida en ese tramo de la vía, limitada a solo 30 kilómetros por hora. Uno de ellos dio positivo en un control de alcoholemia.

El choque, supuestamente fruto de un pique entre los dos conductores en la que se podrían haber tocado a alta velocidad, se saldó con al menos diez vehículos –muchos de ellos, aparcados– involucrados en el accidente, con daños que abarcan desde un rasguño o una abolladura lateral en algunos casos hasta coches que quedaron completamente inutilizados, cuyo estado actual es de siniestro total, con el eje trasero y el maletero destrozado y los cristales hechos añicos.

“Circular por esa vía a esa velocidad es una irresponsabilidad absoluta, y ahora estamos viendo las consecuencias”, afirma Francisco Estévez. Según el titular de la Concellería de Tráfico, la posibilidad de “un pique tonto a mucha velocidad” entre ambos causantes es la opción que cobra más fuerza en estos momentos en la investigación policial.

El accidente ocurrió a las 2.00 horas de la madrugada, cuando el 112 fue avisado de la colisión por un particular que se encontraba en la zona.

Junto con las emergencias, se desplazaron allí los servicios sanitarios, la Policía Local y varios efectivos de Protección Civil, junto con los Bomberos de O Morrazo.

La investigación de la Policía busca esclarecer también la velocidad exacta en la que estos vehículos impactaron contra los coches aparcados en la Avenida de Ourense. Otra de las hipótesis que se maneja en el seno de la investigación es que los dos implicados en el accidente sean vecinos de Marín.

Compartir el artículo

stats