Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a cuatro décadas en las “catacumbas”

El sótano de la Casa Consistorial, que albergó el Archivo Municipal desde 1984, queda libre para permitir la rehabilitación del histórico inmueble | Se traslada a la Casa da Luz

El archivero municipal, Rodrigo Silva Poceiro, ayer en el sótano de la Casa Consistorial, ya vacío. Rafa Vázquez

Durante muchos años los bajos del antiguo estadio de Pasarón albergaron miles de documentos municipales, mal conservados y peor almacenados. Incluso a mediados de los años 90 se denunció la “desaparición” de la documentación urbanística entre 1936 y 1997. El sótano de la Casa Consistorial se convirtió en 1984 en la sede central del Archivo Municipal, pero pronto se comprobó que su espacio era totalmente insuficiente. Los bajos del colegio Froebel y el antiguo conservatorio de la calle Alfonso XIII se adaptaron para acoger buena parte de esos fondos. Después, con el traslado de las oficinas municipales a Michelena 30, se habilitó uno de sus sótanos.

Nuevo sistema de almacenamiento en Michelena 30. | // R. VÁZQUEZ

Ahora, este servicio, que custodia la memoria del Concello desde su creación e incluso desde la Edad Media, abandona, casi cuatro décadas después, las catacumbas de la Casa Consistorial, como se le denominaba coloquialmente al espacio que ocupaba en el histórico edificio de la plaza de España. Su centro operativo se traslada a la Casa da Luz pero mantiene todos los demás puntos de depósito. Todos menos el citado sótano, que albergaba documentación datada entre 1834 y 2017, y ahora ya está vacío.

Trabajos para proteger las butacas del Teatro Principal, en la mañana de ayer. | // RAFA VÁZQUEZ

En los últimos días, el Concello trasladó unas 3.000 cajas de esos fondos al Edificio Froebel y al depósito del sótano -2 de Michelena, 30, donde también se encuentran parte de los archivos municipales.

El Archivo custodia documentación con un enorme valor patrimonial como los libros de actas del Pleno del Ayuntamiento desde 1834 a 2004, los libros de actas de los antiguos ayuntamientos de Xeve, Salcedo y Ponte Sampaio, antes de su incorporación al Ayuntamiento de Pontevedra; los libros de actas de la Comisión Municipal Permanente, de la Comisión de Gobierno, de la Xunta de Goberno Local, o los padrones municipales de 1901 a 1965. También se trasladó documentación referente al urbanismo de la ciudad o expedientes de obras desde 1960.

La Casa Consistorial de la plaza de España, prácticamente sin uso desde hace una década la mudanza a Michelena 30 se completó a principios de 2011) albergaba una oficina de turismo, el Archivo y oficinas técnicas. Debido al próximo inicio de su reforma, se acomete su traslado. Los servicios técnicos regresarán tras la rehabilitación, pero no así el archivo, que permanecerá en A Verdura. El cambio se completará a lo largo de febrero ya que las obras podrán comenzar en marzo.

La reforma de la vieja Casa Consistorial fue adjudicada hace unos días a las constructoras Ramírez, con sede en Pontevedra, y Revivis, en Portugal, con un presupuesto de 1.350.486 euros. Se trata de “rehabilitar la primera planta, actualmente en desuso, para usos institucionales. La intervención deberá servir asimismo para solucionar el problema de accesibilidad desde los accesos y entre los diferentes niveles del edificio”, según el proyecto.

La planta primera se destinará a usos institucionales, con: Salón de plenos, equipado para la presencia de público y con cabina de imagen y sonido, Sala de Comisiones, Sala de recepción de la Alcaldía, Área de trabajo, un almacén y aseos

Con la reforma ahora en marcha se apuesta por destinar la planta semisótano a archivos municipales, con la posibilidad de acondicionamiento para otros usos en un futuro próximo; la planta baja a oficinas técnicas; y la planta primera para usos institucionales, con las siguientes dependencias: Salón de plenos, equipado para la presencia de público y con cabina de imagen y sonido para la retransmisión en directo.

Deberá ser un espacio versátil, con posibilidad de celebración de bodas civiles; Sala de Comisiones, vinculada al salón de plenos y con capacidad de reunión de 15 personas; Sala de recepción de la Alcaldía, de función representativa y dotada de servicios higiénicos propios; Área de trabajo y apoyo a protocolo: con un despacho para dos personas, vinculado a la Alcaldía; un almacén capaz de albergar el mobiliario y enseres de los distintos perfiles de uso; y aseos de planta. El proyecto señala que “en cuanto a la organización general del edificio este deberá contar con dos entradas funcionales: la entrada principal, frente a la Plaza de España, se usará para servicios institucionales y protocolarios; y la entrada a nivel de semisótano desde la rúa Alhóndiga resolverá las circulaciones operativas de las oficinas administrativas sitas en las planta baja y semisótano”.

El Teatro Principal ya está cerrado por obras

El Teatro Principal ya está en obras y, por tanto, cerrado durante los próximos meses para todo tipo de actividades, desde las culturales hasta los plenos de la corporación municipal. Se establece un plazo mínimo de reformas de tres meses, pero no se descarta que se prolonguen hasta después del verano. Entre las consecuencias de este cierre está la suspensión de actos culturales o su traslado al Pazo, así como la necesidad de buscar un nuevo escenario para los plenos del Concello, una búsqueda que todavía no ha terminado. El Concello adjudicó a dos empresas, por cerca de medio millón de euros, las obras de reforma, modernización y mejora del Teatro, para actualizar su accesibilidad y dotarlo de una moderna iluminación, entre otras actuaciones. El primer apartado se ha adjudicado por 186.000 euros, mientras que el capítulo de la iluminación ronda los 238.000 euros. Se ejecutará un refuerzo estructural, la reforma de los aseos (que podrán ser utilizados por personas ostomizadas), un nuevo equipo lumínico y un ascensor, que se instalará en el vestíbulo, en la actual zona de las escaleras. Será una estructura de cristal, a fin de “minimizar su impacto visual”, que conectará con el bajo –donde están ubicados los camerinos y otros espacios para artistas y mantenimiento– y subirá hasta la tercera planta.

Compartir el artículo

stats