El Concello de Cuntis ha puesto en marcha las obras de mejora de la plaza trasera que sirve para comunicar la Casa Consistorial y el nuevo local de servicios sociales. Ya se había ejecutado la rehabilitación de la fachada posterior de la sede municipal, que presentaba graves problemas de humedades y filtraciones de agua. También se acometió el acondicionamiento del edificio que albergará las oficinas de los servicios sociales y ahora está el turno de mejorar el acceso entre ambos edificios.

El objetivo principal del proyecto es mejorar la accesibilidad para permitir el acceso de cualquier persona al inmueble, así como humanizar un espacio que se encontraba en muy mal estado. Este trabajo se realiza gracias a la colaboración de la Diputación a través del Plan Concellos.