Este verano se prevé que este finalizada una obra que permitirá caminar entre el núcleo de Noalla y la playa de A Lanzada de forma segura gracias a las obras de transformación de la carretera provincial EP-9212 que incluirán un itinerario peatonal seguro.

La actuación la acaba de poner en marcha la Diputación y cuenta con un presupuesto de ejecución de 771.980 euros. El plazo estimado de las obras es de seis meses, por lo que se cree que finalizará en verano. Los diputados de Infraestruturas, Gregorio Agís; y el de Cooperación, Santos Héctor, visitaron la zona acompañados de la teniente de alcalde, María Deza.

Las obras son fruto de un convenio entre el Concello de Sanxenxo y la Diputación en el que la institución provincial asume el 70% del presupuesto y el Concello el 30% estante, dado que se trata de una obra que incluye servicios municipales. Se construirán tres pla taformas elevadas y una senda de tres metros de ancho.