La piscina y el gimnasio municipales alcanzan ya el 80% del número de usuarios con el que contaban las instalaciones antes de la pandemia. La reapertura progresiva desde el pasado mes de mayo para dar cumplimiento con todos los protocolos COVID ha permitido alcanzar a día de hoy los 645 socios y la emisión de 1.244 bonos nuevos, según destaca el Concello.

En cuanto a los cursos, la limitación de aforos mantiene la cifra de cursillistas en 536 anotados en los 63 cursos que se imparten en las instalaciones municipales.

El gobierno local pone de manifiesto que “la nueva página Deporweb con la que está trabajando el gimnasio y la piscina municipal ha facilitado mucho el control de aforos en un principio con la posibilidad de reservas de espacios y hacer un seguimiento de los accesos, pero también supone facilidades para los usuarios”.

El Concello recuerda que todas las personas mayores de 12 años deben acceder con certificado Covid Digital de la Unión Europea, una PCR negativa realizada en las 72 horas, un test de antígenos negativo de las últimas 48 horas o acreditar haber pasado el COVID en los últimos seis meses.

Estrictas medidas sanitarias

Desde la reapertura, se aplicaron unas medidas antiCOVID “muy estrictas que han permitido desarrollar la actividad deportiva con seguridad. La ventilación cruzada y constante, junto a los sistemas de protección personal han sido los mejores aliados. Además, se han habilitado puntos en el exterior para beber agua o para refrescarse para evitar que en ningún momento se retire o baje la mascarilla en el interior de las instalaciones. El cumplimiento de las normas ha sido la norma general a lo largo de estos meses con tan solo un expediente temporal de expulsión por incumplir las medidas sanitarias”, según los datos aportados por el Concello.

Emergencias

Por otra parte, el PSdG-PSOE de Sanxenxo ha querido recordar al alcalde, Telmo Martín, la obligación de cumplir la sentencia “a favor del Servicio de Emergencias de Sanxenxo (GES), que establece un plazo de 20 días para devolver el servicio a las condiciones anteriores, previas a la última reorganización impuesta por el gobierno de Telmo Martín”.

“El alcalde pretendía derivar a seis miembros de la plantilla del GES al departamento de prevención de incendios, lo que supuso un claro deterioro de la seguridad de los trabajadores y en la cobertura ofrecida a la ciudadanía”, dijo ayer Fervenza, portavoz local del PSOE. “Pero la jugada no le salió bien, y como tantas otras veces, tiene que deshacer el entuerto que montó el solo”, añadió.

“Tales actitudes se han vuelto comunes en el gobierno local. Telmo hace y deshace como si Sanxenxo fuera su cortijo particular. Esa forma de gobierno de andar por casa, atiende exclusivamente a sus intereses personales y los de su partido, pero nunca tiene en cuenta el bienestar de los vecinos ni la seguridad de los trabajadores”, criticó la socialista. “Por todo ello y con la sentencia aún en tinta fresca, exigimos al alcalde que rectifique y al menos tenga la humildad de pedir disculpas a los trabajadores del GES y a sus propios vecinos”, concluye Fervenza.