Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada ocho vecinos del área sanitaria ya se infectó de COVID desde que estalló la pandemia

Una mujer se somete al cribado con autocita en el Recinto Ferial de Pontevedra. Gustavo Santos

Al menos una de cada ocho personas que viven en los municipios del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés se contagiaron con coronavirus desde que estalló la pandemia en marzo de 2020, es decir, hace casi dos años. Son hasta el momento 37.985 vecinos, más del 12% del total de la población de ambas comarcas adscritas al área, que suman entre ambas unos 300.000 habitantes.

Así se desprende de los datos históricos facilitados por el Sergas relativos a la evolución del COVID, según los cuales ya se han curado 30.508 personas, mientras que permanecen activas con el virus 7.241. El resto, la diferencia hasta los 37.985, son los 237 fallecidos registrados hasta ahora, el último un hombre de 84 años ingresado en el CHOP.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que la cifra es mayor en el sentido de que habrá habido muchos positivos que no han sido conscientes de serlo, ya que además de ser asintomáticos no se realizaron, precisamente por ello, ninguna prueba que determinase su condición de infectados ni participaron durante su proceso en ningún cribado poblacional convocado por el Sergas. Son lo que se denominan “positivos ocultos”.

Esta misma semana la positividad entre la población de Pontevedra y O Salnés era cercana al 48% a siete días vista, pero ahora es difícil calcularla teniendo en cuenta el nuevo sistema de recuento establecido por el Sergas, a través del cual se dan las altas de forma automática a los siete días siempre y cuando la persona no tenga síntomas.

Las más de 7.200 personas que están actualmente contagiadas son 1.046 más que en la jornada anterior. En este cómputo ya se incluye a todas aquellas que se autodiagnostican en casa con los test de antígenos comprados en farmacia y que no necesitan de ninguna segunda prueba por parte de la sanidad pública.

De hecho, este millar nuevo de contagiados en 24 horas supone todo un récord desde el inicio de la pandemia, ya que, según datos oficiales, nunca se habían conocido tantas infecciones en un margen de tiempo tan corto. El otro más elevado se produjo el pasado miércoles, con 940 nuevos.

Las 7.241 personas que están actualmente contagiadas son 1.046 más que en la jornada anterior

decoration

El COVID no diferencia sexos y el porcentaje de mujeres contagiadas es solo ligeramente mayor al de hombres, un 52,6% frente a un 47,4%.

En cambio, la edad sí es determinante a la hora de hablar de los fallecidos, la mayoría de los cuales tenían “patologías previas” que agravaron la enfermedad, según el Sergas.

Así, el 60% de los muestros 237 registrados hasta el momento eran hombres o mujeres mayores de 80 años.

Otro 35% eran pacientes que tenían entre 60 y 80 años, mientras que el 5% restante corresponde a enfermos de 50 a 60 años.

En cuanto a la presión hospitalaria, subió ligeramente ayer respecto al día anterior, pero en lo referido a los ingresados en planta, que ahora son 63. En la UCI, por su parte, hay siete enfermos que necesitan de cuidados críticos.

Son más, eso sí, que en el pico de la quinta ola, cuando el máximo de hospitalizados total fue de 50, pero también hay que recordar que los casos activos entonces apenas superaron los 3.000, frente a los 7.241 actuales.

Tal y como indica el coordinador de hospitalización COVID del Hospital Montecelo, el doctor Juan Turnes, el 85% de los nuevos casos del área son por la variante ómicron. La edad media de los ingresados es de 69 años y seis de cada siete pacientes ingresaron en la última semana. La presión hospitalaria se mantiene, mientras sigue afectando seriamente a la Atención Primaria y a las Urgencias.

Fin de semana de “repesca” de no vacunados y primera dosis a niños de 5 y 6 años

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés continuará durante este fin de semana intentando llegar a aquella población que todavía no ha recibido ninguna de las dosis de la vacuna contra el COVID. De este modo, tanto hoy sábado como mañana domingo se mantienen abiertas la agendas con autocita para aquellos vecinos de ambas comarcas que tengan pendiente alguna de las dosis, pero también para aquellos que quieran iniciarse en el proceso, en cuyo caso, al tratarse de un número mucho menor, no necesitan cita previa y simplemente tienen que comunicarlo al llegar a los dos “vacunódromos”, el del edificio de la Xunta en Campolongo para Pontevedra y el recinto Fexdega en Vilagarcía de Arousa, ya que desde hoy se cierra el habilitado en la Comandancia de Marina. La programación para hoy incluye, además, a niños de 5 y 6 años, 1.400 citados en Campolongo y 425 en O Salnés, en horario de mañana y tarde, que recibirán la primera dosis. También se realizará la “repesca” de adultos y de niños de menos de 12 años que no fueron a la primera cita. Por su parte, el domingo estará destinado exclusivamente a los adultos con alguna o todas las dosis pendientes. Para el lunes y el martes no hay actividad programada masiva, pero también habrá recaptación con llamadas a quienes no acudieron. A partir del miércoles están convocados los ciudadanos de 30 a 39 años para recibir la tercera dosis de refuerzo, puesto que con los de 40 a 49 años la campaña está prácticamente terminada. Según la Consellería de Sanidade, el 95% de la población gallega mayor de 12 años cuenta con la pauta completa de la vacuna contra el COVID.

Compartir el artículo

stats