El colectivo de guardias civiles también se ha sumado a las protestas que en los últimos días se han escuchado desde la Policía Nacional sobre la imposibilidad que tienen estas familias para acceder a los test de antígenos gratuitos que distribuye la Xunta al resto de sus familias. El problema es el mismo que en el caso de los y las policías nacionales. No disponen de tarjeta sanitaria del Sergas sino que están cubiertos por sus propias mutualidades, en el caso de los policías Muface y en el de la Guardia Civil y Fuerzas Armadas el Isfas.

El delegado provincial de APROGC (Asociación Pro Guardia Civil) Manuel Picón, lamentó que las familias de guardias civiles y militares se queden "sin caber si nuestros pequeños están contagiados o no" en la vuelta al colegio. Algo que para Picón "es una contradicción con lo que pretende la Conxelleria de Sanidad, que es el cribar a posibles niños contagiados, además de discriminar una vez más a la guardia civil y militares, como ya ocurrió el pasado año por estas fechas, cuando cualquiera que tuviera la tarjeta del sergas podría hacerse la prueba gratuita en la farmacias gallegas menos nosotros". 

Lamenta que el SERGAS siga "sin querer incluir en sus bases los datos que una y otra vez les ha facilitado el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS)" y pide que se articulen medidas para que estas familias también puedan acceder a este test de antígenos de manera gratuita.