Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ejército felicita a un militar de la Brilat que salvó la vida de un hombre en un incendio urbano

La víctima estaba atrapada en su piso en llamas cuando el artillero Rivas reventó la puerta con un hacha y así pudo escapar del fuego

José Cristian Rivas, destinado al GACA (Grupo de Artillería) de la Brilat de Figueirido.

Los hechos se produjeron en plenas Navidades, pero no trascendió hasta los últimos días cuando el Ejército de Tierra quiso hacer pública su felicitación a un artillero de la Brilat de Pontevedra por su “heroica actuación” que fue clave para salvar la vida de un hombre que estaba atrapado en su vivienda a causa de un incendio urbano.

Hay que remontarse al 23 de noviembre, cuando el artillero José Cristian Rivas (de 31 años de edad, perteneciente al Grupo de Artillería de la Brilat GACA VII y destinado en Figueirido) se encontraba en la localidad de Sigueiro, en la que reside. Él fue uno de los muchos ciudadanos que transitaban por la calle cuando observaron a un hombre que estaba pidiendo auxilio desde la ventana de su vivienda en un edificio de la zona del que salía humo.

Este militar comprobó que no había tiempo que perder y decidió subir a socorrerlo. Entró en el edificio a valorar la situación y alertó a los vecinos para que abandonasen sus viviendas como medida preventiva por si no se habían dado cuenta de la situación de peligro.

Luego se hizo con un extintor con el que comenzó a golpear en repetidas ocasiones la puerta de acceso a la vivienda en la que estaba atrapada esta persona. A pesar de los fuertes golpes, la puerta resistía y la situación era cada vez más desesperada.

El artillero Rivas recordó entonces que en frente al edificio en el que se estaba produciendo el incendio había una ferretería, por lo que decidió bajar a la carrera y pedir un hacha grande con la que, finalmente, consiguió reventar la puerta.

“Sentía que el fuego y un humo negro me arrastraban hacia dentro, por lo que se hacía imposible poder entrar en esas condiciones”, explicó el militar

decoration

Intentó penetrar en el interior, pero la densidad del humo y el calor del fuego hacían imposible el acceso a la vivienda. “Sentía que el fuego y un humo negro me arrastraban hacia dentro, por lo que se hacía imposible poder entrar en esas condiciones”, indicó este militar de la Brilat.

Así que pensó en otra solución para intentar sacar a la persona atrapada en el interior del inmueble. Regresó al corredor y allí abrió las ventanas del pasillo de tal forma que el humo encontró finalmente una vía de escape de la vivienda y esto permitió salir y entrar con menor riesgo vital. Tanto fue así que, una vez que se ventiló la vivienda, en pocos minutos el propio vecino que estaba atrapado en el interior llegó acceder al pasillo y salvar su vida gracias a la intervención de este militar de la Brigada Galicia.

“Por nuestro trabajo estamos acostumbrados a actuar en situaciones de estrés, pero pocas veces se pasa así de mal y sientes que en cinco minutos se puede perder todo”

decoration

“Por nuestro trabajo estamos acostumbrados a actuar en situaciones de estrés, pero pocas veces se pasa así de mal y sientes que en cinco minutos se puede perder todo”, explica Rivas. Aún así, muestra su satisfacción por haber contribuido a salvar la vida de una persona y reconoce que volvería a hacerlo todas las veces de que fuera necesario.

Compartir el artículo

stats