El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha registrado en solo 24 horas 940 casos nuevos activos de COVID, lo que supone un récord total y absoluto desde que se declaró la pandemia en marzo de 2020.

Tal y como informan fuentes oficiales, solamente 96 de estos positivos se detectaron en los cinco puntos de cribado activados con cita previa. El resto se corresponden con los test de antígenos de autodiagnóstico realizados por los propios pacientes, que según las nuevas instrucciones sanitarias no necesitan de otra prueba para confirmar el resultado, y también con aquellas otras realizadas en centros de salud u hospitalarios.

De este modo, el área sanitaria alcanza los 8.632 casos activos. En cuanto a la presión hospitalaria, son 73 las personas ingresadas, de las cuales se mantienen 7 en la UCI, como ayer martes, mientras que aumentan en cinco las que están en planta, es decir, 66.

Pese a que la hospitalización en Pontevedra y O Salnés en esta sexta ola es la más elevada de Galicia, con un 0,83%, sigue siendo baja respecto a anteriores picos de la pandemia. Lo mismo ocurre en la media de la comunidad autónoma, del 0,71%.

Todo lo contrario ocurre con la positividad a siete días vista, que es la segunda más alta de Galicia y nunca antes había llegado al actual 45,48%, ocho puntos más elevada que la media gallega, del 37,28%, también de récord.