Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pontevedra cumple con la tradición más dulce

Las panaderías de la ciudad repartieron miles de roscones en los que los rellenos de nata le ganan la batalla a los de crema

Roscón en uno de los establecimientos de A Devesa.

No solo Melchor, Gaspar y Baltasar acabaron agotados tras dos días intensos en Pontevedra. Todo el personal de las panaderías y pastelerías de la ciudad del Lérez y de la comarca se esforzaron al máximo para que a lo largo del día de ayer se pudiera disfrutar de otra de las grandes tradiciones de la jornada: el roscón de Reyes.

Son días de gran carga de trabajo tal y como reconocen dos de las panaderías-reposterías de mayor tradición en la ciudad, Acuña y A Devesa.

Una cliente se lleva uno de los tradicionales roscones de Reyes de Acuña. | // RAFA VÁZQUEZ

Desde la primera, Andrés Acuña explica que, aunque la “rosca se elabora todo el año”, los días 5 y 6 son “una locura”. Destaca además la particularidad de que es uno de los pocos postres y tradiciones de Reyes que es casi “común a toda España”, por lo que “casi no hay hogar que se quede sin su roscón”. En Pontevedra, la tradición tiene mucho arraigo y en Acuña cumplen con otra de las grandes costumbres: “Evidentemente, estos dos días llevan la figurita del rey y el haba. El que se encuentra con el primero es coronado rey de la mesa, y al que le toca la segunda, la tradición dice que le toca pagar la rosca”.

Acuña confirma que con el paso de los años se van incorporando también modas que acaban por convertirse en tradiciones. Por ejemplo, la rosca clásica sigue mandando, pero “desde hace unos 15 años para acá empezó a coger fuerza el relleno”. En Acuña ofrecen la opción de nata y crema y Andrés explica que la primera “es sin duda la preferida de los pontevedreses de entre las que tienen relleno”. “Los partidarios de la nata ganan la batalla a los de la crema”; bromea.

"La de nata es sin duda la que más se pide de entre las que llevan relleno", confirman desde las panaderías Acuña y A Devesa

decoration

Así lo confirma también Patricia desde A Devesa: “Nosotros rellenamos con nata, crema y trufa”; indica, “y la nata es la que más se pide”. Hay roscas con relleno y sin relleno y de tamaños para todos los gustos, según las necesidades familiares. Los que juntan más comensales pueden pedir postres de hasta tres kilos. Para las reuniones más íntimas, las roscas más pequeñas son de medio kilo.

A Devesa cumple también con la tradición del haba y el rey e incluye unos trocitos de carbón en el centro para quienes “se hayan portado mal”, explican bromeando, y caramelos que suelen acabar en las manos de los más pequeños.

Pese a preparar miles de roscas "estos dos días la demanda siempre suele ser mayor a la oferta", remarcan desde Acuña

decoration

Tanto en A Devesa como en Acuña explican que “estos son unos de los días más fuertes del año”. Desde Acuña, Andrés reconoce que llegan a sacar entre cinco mil y seis mil roscas diarias “y aún así la demanda siempre supera la oferta”.

Pese a las grandes cantidades, remarca que en cualquier caso cada una de ellas es una rosca “artesanal, hecha con todas las garantías y cariño”. Sin querer desmerecer a las roscas de otro tipo de establecimientos que no son especializados como los que elaboran las panaderías o reposterías, Acuña explica que las de supermercado, por ejemplo, “no son lo mismo, ya que no están hechas en el día y llevan congeladas ya varios meses”.

En Daula Bakery, establecimiento que trabaja solo productos sin gluten, entregan una rosca. | // R. VÁZQUEZ

Roscas sin gluten

De dos de las grandes panaderías pasamos también a un pequeño despacho que trata de abrirse paso en Pontevedra desde hace tres meses. Se trata de Daula Bakery, panadería que trabaja solo productos sin gluten y que reconoce que en la tarde del martes tuvieron que cerrar el cupo de pedidos al no tener capacidad para más encargos: “Estamos encantados con la recepción que hemos tenido”, explican, no solo con la rosca, sino con todos sus productos en estos tres meses que llevan en la calle Rosalía de Castro de Pontevedra.

Daula Bakery está especializada en productos sin gluten y también elaboran la tradicional rosca

decoration

En cuanto a la gran demanda que han tenido sus roscones sin gluten para Reyes explican que “creemos que una de las claves de nuestro éxito ha sido lograr hacerla con un sabor lo más parecido posible a la original, ese era el reto”, cuenta David, uno de los responsables de Daula.

En fin, que todos ellos junto con el resto de panaderos y reposteros de la comarca han logrado convertir de nuevo la mañana más ilusionante del año también en la más sabrosa y dulce. Y así será para el año próximo. Aunque recuerdan, para los “adictos” a este postre, que el roscón está disponible todo el año.

Compartir el artículo

stats