Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El área comienza la Navidad con la UCI al 100% y un récord de detección de 360 casos en un día

La Xunta habilita en la estación de tren de Pontevedra un punto de cribado PCR sin cita previa y gratuito para viajeros

Gente en el centro de Pontevedra. Gustavo Santos

El inicio estricto de las vacaciones de Navidad, con la celebración de la Nochebuena hoy, no es nada esperanzador. El área sanitaria cuenta con 2.840 casos activos de COVID y las autoridades sanitarias no se cansan se repetir el mensaje de petición de prudencia a la población: disfrutar las fiestas sí, pero “con sentidiño”.

Con 360 contagios nuevos detectados en tan solo 24 horas, Pontevedra y O Salnés ha tocado techo en la pandemia. Nunca se habían registrado tantos en un margen de tiempo tan corto, pero la buena noticia al respecto es que por fin se está aplicando la política de testar, testar y testar a la población.

La elevada afluencia de vecinos de ambas comarcas a los cribados con PCR en el exterior del Hospital Provincial y la gran demanda de test de antígenos adquiridos en las farmacias están visibilizando decenas de contagios cada día que en anteriores olas también se estarían produciendo pero que no se diagnosticaban.

Por otro lado, y en previsión del elevado movimiento de viajeros que se producirá en los próximos días, la Xunta ha habilitado un nuevo espacio de cribado en la estación de tren, similar al de los aeropuertos, en el que los profesionales sanitarios trabajarán en horario de mañana y tarde, aunque desde el Sergas no se han especificado las horas concretas.

Presión hospitalaria

Preocupa, especialmente, la presión hospitalaria, con 51 ingresados, de los cuales 10 están en la UCI, que ya se encuentra a su capacidad máxima oficial, ya que el Hospital Montecelo solamente cuenta con diez camas en esta área.

Es por ello que los enfermos no COVID que necesitan también de atención de críticos se atienden en otras áreas del centro hospitalario de referencia. Así lo dicta el protocolo establecido en el plan de contingencia que se activa con motivo del agravamiento de la pandemia, según el cual el punto de inflexión lo marca el quinto paciente positivo en esta zona.

En cuanto a los hospitalizados con coronavirus no graves, se reparten en tres zonas: los servicios de Neumología y Medicina Interna del Hospital Montecelo y Medicina Interna del Hospital Provincial.

222 fallecidos desde 2020

Por otro lado, no cesan de producirse fallecimientos por complicaciones con el virus, el último ha sido un hombre de 88 años que se encontraba ingresado en el Hospital do Salnés y que presentaba patologías previas, según informó el Sergas. Con él son ya 221 los muertos por causa de la pandemia desde marzo de 2020 en el área sanitaria.

Pico de la anterior ola

La cifra de los 2.840 casos activos actuales es similar a la que se alcanzó a finales del mes de julio, a pocos días de alcanzar el techo de aquella quinta ola, que superó los 3.000 infectados.

El municipio más afectado actualmente es el de Pontevedra, con 1.165 positivos. En la última semana se detectaron 657 y en catorce días han sido 1.049.

Pero también preocupan los principales concellos de la comarca. En Marín hay 228 infectados, en Poio son 170 y en Sanxenxo, 85.

En el conjunto del área sanitaria la positividad es del 13,87% a siete días vista. En Galicia es algo mayor, del 14,39%. Las áreas más afectadas en este sentido son las de Santiago, que supera el 18%, y la de Vigo, con casi un 16%.

Los cribados y la vacunación son, hoy por hoy, las únicas estrategias que la sanidad pública tiene para luchar contra la pandemia, junto con la prevención individual.

Desde marzo de 2020 se contagiaron con COVID en Pontevedra y O Salnés 25.801 personas, de las cuales superaron la enfermedad 22.741.

Asimismo, el Sergas ha realizado en el área 346.304 PCR, 172.108 test de antígenos y 113.685 de otro tipo de pruebas. A todas ellas habría que sumar las que los vecinos del área se hacen en sus propios domicilios a nivel particular con los kits que adquieren en las farmacias.

A la búsqueda del test de antígenos en farmacia

“Están agotados. Hasta el martes estaban llegando con normalidad y la demanda también era más normal, pero ahora conseguir un test de antígenos ya es muy difícil”. Así lo aseguraban ayer en la Farmacia Evangelina Blanco Rey en la calle Rosalía de Castro de Pontevedra. Y es la respuesta generalizada que reciben los clientes de las boticas de la ciudad que estos días quieren comprar test de antígenos para asegurarse la negatividad de cara a la Nochebuena y mañana Navidad.

Una de las que más test ha vendido esta semana ha sido la de Echegaray: “Hoy (por ayer) hemos recibido bastantes, pero todos los que entran salen al momento; no duran ni una hora”. Y es que la voz se corre rápido y tanto las pruebas individuales, de menos de 6 euros, como las cajas de cinco tests, de algo más de 21 euros, vuelan. El factor suerte está siendo crucial.

Compartir el artículo

stats