Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un lotero de Caldas deja siete millones y medio en la villa y envía el doble hacia A Illa

La administración número 1 vendió por ventanilla unos 380 décimos del 91.179, un número que cedió a su colega de O Salnés y ambos repartieron una lluvia de dinero

Miguel Martínez, lotero de la administración número 1 de Caldas, celebra el reparto de 7,6 millones en la villa con un cuarto premio. | // G. SANTOS

Miguel Martínez era ayer un hombre feliz. Cuando a las 11.11 horas de ayer los niños y niñas de San Ildefonso cantaban el 91.179 como uno de los cuartos premios de la lotería de la Navidad, Martínez se dio cuenta de que su administración había sido la puerta de entrada en Caldas y en A Illa de unos 23,3 millones de euros. Un premio de 20.000 euros al décimo que ayer hizo feliz a mucha gente tanto en la comarca del Umia como en O Salnés.

Y es que este lotero, dueño de la administración número 1 de Caldas de Reis, en la calle Juan Fuentes, explicaba que fue él quien cedió al lotero de A Illa que repartió el premio en este número, al acabársele al arousano las existencias. “Estaba muy emocionado, me llamó para darme las gracias hace un momento”; explicaba ayer también con una enorme satisfacción en su rostro. “Se quedó sin lotería, yo le dije que tenía varios números y le gustó ese” explicó.

Su administración en la calle Juan Fuentes fue la puerta de entrada de 23,3 millones en la provincia

decoration

Pero no toda la suerte se marchó para la ría de Arousa. Este lotero también reservó un buen pellizco para Caldas. Un total de 38 series se quedaron y vendieron en la villa termal, lo que supone la venta de unos 380 décimos premiados con 20.000 euros cada uno, es decir, unos 7,6 millones de euros que se quedan en el Umia y sus alrededores.

“La mayoría se vendieron por ventanilla”, explica Martínez, aunque otro de los puntos que escogió la fortuna para repartir un buen pellizco fue el bar la Bodeguilla, que se llevó unos un buen número de décimos de la administración. Vendió 25, según indica su dueño, lo que supone también un reparto entre sus clientes del establecimiento hostelero de en torno a medio millón de euros. No vendió todos los que se llevó, por lo que algunos los devolvió, dijo el dueño del bar, Claudio Massoni.

“Estoy muy contento, emocionado”, explicaba ayer Miguel Martínez mientras atendía a los medios de comunicación que se arremolinaban en torno a la administración de la calle Juan Fuentes. Ubicada al pie del Camino Portugués a Santiago, señalaba que es posible que algún peregrino se pudiera haber hecho con alguno de los décimos premiados. No obstante, cree que la mayoría de los ganadores son clientes de Caldas y su entorno. En la mañana de ayer no hubo muchos que se acercasen a la administración de lotería para compartir allí su alegría y, el único que lo había hecho, prefirió ser discreto, comprobar el boleto y mantenerse en el anonimato.

"Estoy emocionado, desde 2012 no repartía un premio de Navidad y mucho menos tan grande como este"

decoration

Este es el premio de mayor cuantía entregado hasta el momento por este lotero de Caldas de Reis en lo que respecta a la Lotería de Navidad: “Repartí un quinto en el 2012, pero desde entonces no había vuelto a dar ninguno tan importante, desde luego que este es el más grande hasta ahora”, explicaba.

Ayer se sentía muy emocionado dado que “siempre me decían que aquí no tocaba nada, pues mira, este año ya ha tocado”, explicaba.

Lo que más le gustaba es que además estaba muy repartido, no solo en Caldas por la venta en ventanilla o a través del bar La Bodeguilla, sino por la suerte que llevó hasta A Illa de Arousa.

Compartir el artículo

stats