Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un brote en el Hospital Provincial obliga a habilitar una tercera zona de ingresos COVID en el CHOP

El área sanitaria abre Medicina Interna III y destina uno de sus pasillos a cinco positivos detectados en este centro. Los profesionales de Pontevedra no celebrarán ni comidas ni cenas navideñas laborales como medida preventiva

Exterior del Hospital Provincial de Pontevedra, donde se ha habilitado un pasillo para pacientes positivos. // RAFA VÁZQUEZ

La presión de la pandemia obliga a la gerencia del área sanitaria de Pontevedra y O Salnés a tomar decisiones cada semana para adaptar los recursos materiales y humanos a la contingencia del COVID. Una de las últimas, tal y como ha podido saber FARO, ha sido abrir la zona de Medicina Interna III en el Hospital Provincial, cerrada desde hace meses, para albergar en uno de sus pasillos a cinco pacientes detectados positivos en un brote en este centro sanitario, circunstancia que obligó a posponer intervenciones quirúrgicas no urgentes, entre otros servicios, de Ginecología.

Con esta área son ya tres las habilitadas para tal fin en el Complexo Hospitalario de Pontevedra, CHOP, ya que el grueso de los enfermos infectados se encuentran en el Hospital Montecelo, en los servicios de Neumología y Medicina Interna en las plantas séptima y sexta, respectivamente. A ellos habría que sumar otros dos casos que se encuentran aislados en Urología y Digestivo.

En total, tal y como informa el Sergas, hay 36 personas hospitalizadas en el área sanitaria en planta y otras dos en la Unidad de Cuidados Críticos, en “cápsulas de aislamiento”.

El número de ingresados con el virus se ha multiplicado por seis en solo dos semanas, precisamente en las que la pandemia ha cogido más impulso en el área sanitaria.

Los profesionales sanitarios de Pontevedra han decidido, de “motu proprio”, no celebrar ningún tipo de comida ni cena navideña en el entorno laboral como medida preventiva contra el virus.

Actualmente hay 1.251 casos activos, tras detectarse 125 nuevos en tan solo 24 horas. La mayoría de ellos, como es lógico por cantidad de población, son vecinos del municipio de Pontevedra, en donde se registran 395 actualmente positivos. El período más duro en este sentido en la Boa Vila han sido los últimos siete días, con 286 contagios. Echando la vista atrás, en dos semanas se produjeron 386.

El otro concello de la comarca pontevedresa que peor evoluciona es el de Marín, donde hay 145 casos activos, 108 de los cuales son contagios detectados desde hace una semana.

Poio y Sanxenxo, sobre todo este último, evolucionan algo mejor. En el caso del primero, tiene algo más de medio centenar de casos activos, mientras que la villa turística cuenta con 26.

Con todo, el área de Pontevedra y O Salnés no es la que peor ritmo lleva en el conjunto de Galicia. A la cabeza en número de casos activos se encuentra la de Vigo, con 2.880, aunque no es la que más preocupa teniendo en cuenta su elevada población, caso contrario de lo que ocurre con Ourense. En la zona de las Burgas hay 2.386 positivos y en un solo día sumó 215.

Con todo, el área de Pontevedra y O Salnés no es la que peor ritmo lleva en el conjunto de Galicia. A la cabeza en número de casos activos se encuentra la de Vigo

decoration

Por el contrario, las que mejor evolución presentan son la de Ferrol, con 409 casos y solo 27 nuevos en un día, y la de Santiago, con 646 positivos al sumar solo 39 en una jornada.

Desde que se declaró la pandemia, en marzo de 2020, en el área de Pontevedra y O Salnés se han contagiado con el COVID 23.057 personas, cifra que es evidente que sería muchísimo más elevada si se contase a todos aquellos que pasaron el virus sin tener conocimiento de ello por ser asintomáticos.

Y desde entonces lo han superado 21.596, el resto bien lo están pasando ahora, bien fallecieron por complicaciones, 211 hasta el momento, la mayoría con “patologías previas”.

Cribado con PCR general

Para detectar el mayor número de vecinos de la comarca posible infectados con el COVID, el área sanitaria puso en marcha un cribado gratuito diario en el exterior del Hospital Provincial. La elevada afluencia de personas que voluntariamente se acercaron durante el pasado fin de semana ha propiciado que la campaña se haya ampliado hasta el próximo 8 de enero.

Todos aquellos que quieran pueden hacerse la PCR gratuita en horario de 15.30 a 18 horas y de 18.30 a 20.30 horas, sin necesidad de cita previa, salvo en el caso de presentar síntomas de coronavirus.

Según fuentes del área sanitaria, seis de cada cien personas de las que han acudido estos días al cribado resultaron positivas. La media diaria de usuarios asistentes fue de entre 450 y 500 personas.

La campaña de detección precoz del virus se activó con motivo de los puentes de la Constitución y la Inmaculada.

Cinco fallecidos en el Hospital Montecelo en una semana

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés ha registrado en el margen de una semana cinco fallecidos con COVID, todos ellos ingresados en el Hospital Montecelo. Son ya 211 desde marzo de 2020.

Con estas cifras se rompe la estabilidad alcanzada a finales del mes de septiembre, desde cuando se mantenía el número acumulado de 205 muertos por complicaciones de la enfermedad tomando como referencia la fecha inicial de la pandemia en marzo de 2020. La tendencia se rompió el 28 de noviembre, cuando falleció un hombre de 91 años. 

Sin embargo, la situación empeoró en la última semana. Han sido desde entonces cinco los muertos: cuatro mujeres y un hombre, de edades comprendidas entre los 74 y los 93 años.

Según la información diaria facilitada por el Sergas, el porcentaje de mujeres que resultaron contagiadas por el virus desde que se declaró la pandemia es ligeramente superior al de hombres, un 52,4% respecto a un 47,6%.

En cuanto a las edades de los fallecidos, el 60% de los registrados en Pontevedra y O Salnés hasta el momento tenían más de 80 años. Un 25% eran de edades entre 70 y 79 años, mientras que el 16% restante tenían menos de 70 años.

La vacunación está siendo la principal arma para frenar al virus. De hecho, ayer se citó a 3.200 personas de 60 a 69 años en el “vacunódromo” del edificio de la Xunta en Campolongo para recibir la tercera dosis de refuerzo de Pfizer.

Compartir el artículo

stats