Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESDE MI ATALAYA

Aparcamiento subterráneo

Aparcamiento subterráneo

Comenzamos la segunda semana de diciembre con la sorpresa de la presentación, por parte del gobierno municipal, del proyecto de construcción de un aparcamiento subterráneo, que, a lo que parece, se encuentra bastante avanzado, y que, por otra parte, debemos recordar, no es más que la repetición del intento de hace más de veinte años, que finalmente se abandonó por varias razones: una por la poca capacidad, otra por los posibles problemas que pudieran presentarse en el subsuelo, y por la estrechez de sus calles adyacentes, que no tienen capacidad suficiente para absorber el tráfico, que tendrían que soportar, y seguramente por falta de financiación. Razones más que suficientes para haber desistido en tal proyecto.

Ahora se dice que la entrada y salida del mismo, se realizará por la calle Concepción Arenal, calle que ya tiene demasiado tráfico, y es de un solo carril, y por otro lado enfrente se encuentra un colegio muy concurrido, lo que desde nuestro punto de vista no es, ni mucho menos, el lugar adecuado. Y vamos a reincidir en el mismo inconveniente: la poca capacidad, porque 218 plazas, no son suficientes para absorber la necesidad que tenemos de aparcamiento, y porque las dos plantas, encarecen el precio de construcción. Por lo tanto, entendemos que no es el lugar idóneo.

En aquella ocasión, hace más de veinte años, apuntamos la posibilidad de que, quizás, el lugar más adecuado fuese en la Plaza de España, con las calles adyacentes de av. de Orense y A. Miranda, aprovechando los espacios vacíos, incluido el subsuelo de los Jardines y los actuales aparcamientos del muelle, que, a la vez, podría servir de solución para unir los Jardines, mediante el soterramiento de la av. de Orense a su paso por la Plaza de España, con el Paseo Marítimo, y además teniendo en cuenta la próxima construcción del Auditorio, y el proyecto de piscinas en el “cementerio dos botes”, sería interesante. Por varias razones: primero porque tendría una gran capacidad, segundo que sería de un solo sótano, y tercero que es relleno y por lo tanto mucho más fácil de construir y más barato su ejecución. Por otra parte, estaría más al alcance de los marinenses, porque se podrían hacer más entradas y salidas Por otra parte podría, si fuera necesario, prolongarse y llegar al cruce de la calle “Carballiño”, y aún más allá, hasta la plaza de la “Fontiña” en Cantodarea, dando aparcamientos a lugares como Ayuntamiento, Aduana y Juzgados, y finalmente en la plaza de España, con entradas por “Almuiña”, “Almirante Miranda “,“Ejercito y Marina” y “Lameira”. Un magnífico aparcamiento, que podría absorber todas las necesidades de vecinos y veraneantes, de cara al futuro. Por eso, al menos, convendría hacer un estudio para ver sus ventajas, antes de tomar una decisión, y llegar a la conclusión más ventajosa. Porque después ya no tendría remedio, y perderíamos, una vez más, el tren del desarrollo y crecimiento, que esperamos tomar alguna vez, para bien de nuestra villa y de todos los marinenses.

Compartir el artículo

stats