Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más lluvia en un día que en todo un mes

El río Verdugo se desborda a su paso por Ponte Caldelas

El Verdugo desbordado en Ponte Caldelas FdV

Los vendedores callejeros de paraguas hicieron este martes su “agosto”. La borrasca “Barra” propició durante toda la jornada la “conjunción perfecta” de fuerte lluvia y notables rachas de viento, que convirtieron las papeleras en depósitos de esqueletos de paraguas, además de dejar un reguero de pequeños incidentes en toda la comarca, salvo en Ponte Caldelas, donde se desbordó el río Verdugo.

Caídas de árboles, bolsas de agua en las carreteras, desplazamiento de contenedores y señales, algún accidente, inundación y desprendimiento fueron algunas de las incidencias que mantuvieron ocupadas a las agrupaciones de Protección Civil en toda la comarca. En el caso de Pontevedra, los Bomberos solo tuvieron que acudir a las 13.00 horas a la plaza de Méndez Núñez, en el casco viejo, para retirar una uralita desprendida. La borrasca mantiene amarrada la flota pesquera.

La estación de Meteogalicia en Campolongo recogió hasta las 20.00 horas de algo menos de sesenta litros por metro cuadrado, una cantidad no excesiva en condiciones normales pero que este año ofrece una curiosa comparativa. En menos de 24 horas se han recogido más litros de lluvia que en meses enteros de este 2021 a punto de despedirse. En marzo, una época no precisamente seca, se recogieron solo 22 litros en todo el mes, mientras que en julio y agosto ya es más normal que solo se acumulen 32 y 47 litros. Más extraño es que noviembre finalizara con solo 38 litros, lo que convirtió a ese mes en el noviembre más seco de la última década.

Los casi 60 litros recogidos en Pontevedra no fueron, ni de lejos, el registro más alto en la comarca en la jornada. En Cotobade, el Monte Castrove (Poio) o Xesteiras (Cuntis) se rondaron los 90 litros, mientras que en Sanxenxo apenas se pasó, hasta las ocho de la tarde, de los 40.

Si el seco noviembre finalizaba con un nivel de agua en el Lérez muy poco habitual en esas fechas, con apenas un caudal de cinco o seis metros cúbicos por segundo, este martes ya se rondaban los 30. Por su parte, el río Verdugo en Ponte Caldelas se desbordó a su paso por el casco urbano y fue necesario cortar algunos accesos y adoptar medidas de tráfico, además de retirar coches aparcados.

Diciembre comienza con la previsión de que será similar a otros años. Por el momento, en solo una semana se acumulan más de 110 litros, mientras que en 2020 fue el mes más lluvioso, de largo, de todo el año, con 433 litros. El ejercicio pasado se completó con 1.545 y en este se acumulan hasta ahora solo 1.350, a la espera de lo que llegue en las tres semanas pendientes.

El viento daña la exposición de Rosalía en la Alameda

La Diputación se ha visto obligada a retirar los paneles de la exposición “A casa de Galicia. 50 anos da Casa de Rosalía”, instalados en el paseo de Montero Ríos y que repasan la historia de este museo. Las fuertes rachas de viento causaron algunos daños y los paneles y se acordó su retirada a la espera de que la climatología permita recuperar la muestra, que podría ampliar sus fechas. Las mayores rachas de viento en la comarca en la jornada se registraron en dos puntos altos: Monte Xesteiras (Cuntis) y O Castrove (Poio) en torno a los 90 kilómetros por hora, si bien en el Puerto de Marín se llegó a 84 . En Pontevedra se alcanzaron los 51.

Compartir el artículo

stats