Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lucha para regularizar las viviendas turísticas

Sanxenxo recibe turismo también en Navidad. Gustavo Santos

Una investigación sobre las viviendas de uso turístico ha destapado un 40 por ciento de ellas sin regularizar. El problema de la legalización de viviendas no es común a toda Galicia. Se centra principalmente en los destinos que concentran el mayor número de viviendas de uso turístico y que, por tanto, lideran la oferta de alojamiento, como ocurre principalmente en el caso de Sanxenxo, aunque también en Pontevedra.

La Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia, Aviturga, afronta por ello una nueva campaña de regularización, al detectar el pasado verano este alto porcentaje de nuevos alojamientos en el mercado.

El registro de viviendas turísticas de la Xunta, obligatorio para participar en esta actividad, incluye en los cuatro municipios de la comarca con costa en la ría de Pontevedra (Pontevedra, Poio, Marín y Sanxenxo) la regularización de unas 2.700 residencias de este tipo.

Por municipios, Pontevedra cuenta con unas 250 viviendas y unas mil plazas, mientras que Marín dispone de un centenar y medio millar de espacios, Poio ya roza los 300 inmuebles y más de 1.700 plazas, pero es Sanxenxo el territorio donde esta modalidad se ha disparado de forma más clara con más de dos mil inmuebles, que suponen unas 12.200 plazas, según los datos del pasado verano.

De hecho, en el Concello de Sanxenxo, cuatro de cada diez plazas de alojamiento turístico ya corresponden a las viviendas turísticas. Si en años anteriores eran sus 167 hoteles los que sumaban un mayor número de plazas, con cerca de 10.000, ahora son las viviendas turísticas las que alcanzan esa supremacía. Las 12.200 plazas de alojamiento turístico significan el 42% del total. Un estudio elaborado por el Concello el pasado verano llegaba a la conclusión de que el municipio “dispone de 97.612 plazas para visitantes de las que 68.550 corresponden a esas 11.425 segundas residencias y otras 29.062 proceden de los alojamientos turísticos tradicionales repartidas de la siguiente manera: 12.108 de las más de dos mil viviendas turísticas; 9.931 plazas hoteleras de 167 hoteles; 4.184 en 11 campings; y 2.839 en 42 apartamentos turísticos”.

Campaña de legalización

Pontevedra y Sanxenxo y la comarca de O Morrazo son las dos zonas en las que Aviturga pondrá el foco en esta segunda campaña de legalización. La asociación ha detectado también una necesidad de asesoramiento en este sentido en las viviendas situadas en las distintas rutas jacobeas ya que la reactivación del Camino tras la pandemia ha animado a muchos propietarios a ofrecer sus viviendas como alternativa de alojamiento.

La presidenta de Aviturga, Dulcinea Aguín, explica que tras una excepcional campaña de verano, que este año se prolongó hasta mediados de octubre, el colectivo ha detectado la presencia en el mercado de alquiler de viviendas de uso turístico de un porcentaje destacado de alojamientos que no están dados de alta en el Rexistro de la Xunta. Por ello, y en coordinación con la Axencia de Turismo de Galicia, ha puesto en marcha una nueva campaña de legalización que comienza con la renovación de la página web creada el pasado año para facilitar la tramitación del alta de una VUT, www.legaliciate.gal.

Avirtuga ha detectado la presencia en el mercado de alquiler de viviendas de uso turístico de un porcentaje destacado de alojamientos que no están dados de alta en el Rexistro de la Xunta

decoration

Con un diseño dinámico e intuitivo, con hipervínculos que llevan al propietario a la documentación necesaria para cumplimentar todos los pasos, detallados uno a uno para facilitar su comprensión, la web es una herramienta que fue ya utilizada por muchos propietarios en la primera campaña de legalización desarrollada por la asociación y que Aviturga llama a utilizar a todos aquellos que este año han decidido apostar por esta modalidad de alquiler temporal para sus viviendas y a todos aquellos que todavía no han registrado sus alojamientos.

Además, Aviturga ha habilitado un servicio de atención telefónica permanente (633 771 551) para acompañar a los propietarios en la tramitación del alta de una vivienda, cuando se trata de propietarios poco tecnológicos. El objetivo de Aviturga es poner a disposición de los propietarios todas las herramientas y facilidades para lograr que todas las viviendas que se ofertan para alquiler vacacional cumplan los requisitos legales exigibles.

Dulcinea Aguín explica que “Galicia es un destino de calidad, que ofrece confianza a los visitantes y lo primero con lo que tenemos que cumplir es con la normativa autonómica”. ¿Qué pasará en caso de incumplir? Que las sanciones que impondrá la Xunta serán cuantiosas. “Hoy para comercializar una vivienda hay que mostrarla en internet. Y ahí no solo la ven los potenciales huéspedes. Estamos hablando de sanciones que superan los 600 euros frente a un gasto de legalización que no llega a los 60 euros.

Policía y Guardia Civil vigilan que se cumpla la normativa

La presidenta de Aviturga, Dulcinea Aguín, indica que “no vale la pena correr ningún riesgo” en cuanto a las viviendas sin regularizar. “Eso sin olvidar que los propietarios tenemos que avanzar en la senda de la profesionalización y cumplir con todas nuestras obligaciones”. La asociación actualiza su web www.legaliciate.gal y ofrece a los propietarios un servicio de asesoramiento telefónico permanente. Recuerda además que las Fuerzas de Seguridad del Estado están revisando el cumplimiento de las obligaciones de comunicación de la identidad de los huéspedes en las Viviendas de Uso Turístico de Galicia, al detectar fallos de seguridad por falta de comunicación o retrasos en el envío de la información. Aviturga recuerda a sus asociados que es una obligación legal cumplir este procedimiento, que evitarán ser inspeccionados y, en su caso sancionados, “pero, sobre todo, porque es necesario para que la Policía Nacional y la Guardia Civil garantice la seguridad de todos los ciudadanos”.

Compartir el artículo

stats